#CES2017: Amazon Alexa vuelve a ser uno de los protagonistas.

Todos hemos visto películas como Iron Man, la más dramática HER o incluso “2001 odisea en el espacio”, donde computadoras como Jarvis o HAL 9000 interactúan con los protagonistas de diversas maneras a cada cual más sorprendente. Aunque estamos a principios de 2017 y aún queda bastante (excepto para la CIA y el Area 51) para poder disfrutar (esperemos) de semejante nivel de IA, también es verdad que la industria camina hacia esa dirección a pasos agigantados y Amazon Alexa es un buen ejemplo de ello.

Amazon Alexa: el asistente personal que veremos cada vez en más dispositivos.

Amazon Alexa llegaba al mercado a finales del 2014 como el asistente de voz que daría vida a Amazon Echo,un altavoz portable con el que podíamos hablar para hacerle preguntas y que nos permitía hacer cosas tan dispares como reproducir música, leer las noticias o hacer la compra (en Amazón claro).

Pero un gigante como Amazon se caracteriza por la innovación y por la apertura de ideas, y no tardaron demasiado en darse cuenta de que un asistente así tenía el potencial suficiente para sobrepasar las barreras de su propio dispositivo y nacer al mundo como un software independiente. En una jugada muy inteligente, Amazon decidió que los asistentes de voz deberían ir más allá de nuestros smartphones, y cual casa de Michael J. Fox en “Regreso al futuro 2”, deberían convertirse en los protagonistas de un hogar inteligente y conectado. Para ello decidió abrir su desarrollo a terceros, a través de lo que se denominó como ‘Skills’, un marco de trabajo donde terceras compañías y desarrolladores podían añadir nuevas funcionalidades y capacidades a sus productos integrados con Alexa. Así llegó Alexa Skills Kit, un SDK que en verano de 2015 permitía a Alexa crecer de forma prácticamente ilimitada.

Amazon Alexa

Frigoríficos con asistente personal? Va ser que sí.

Y es que ¿para que limitar tu asistente a tus propios productos cuando puedes liberarlo y convertirte en el Android de los asistentes de voz? Como muestra de la firme creencia en su proyecto, Amazon se permitía además crear un fondo de 100 millones de dólares para apoyar a nuevos desarrolladores y start-ups, algo que terminó de encender la mecha e hizo de Amazon Alexa el éxito que es a día de hoy.

Amazon Alexa crece como la espuma, y es que con la libertad de integrarse en dispositivos de terceras compañías, lo hemos visto en productos tan diversos como un nuevo asistente de Lenovo, coches Ford o los nuevos frigoríficos de LG, de los que os hablábamos ayer. Un concepto que ya dio que hablar en el pasado CES y que en este 2017 se ha convertido en uno e los grandes protagonistas de esta feria realizada en las Vegas.

¿Que dice la competencia de todo esto?

Amazon Alexa

Amazon Alexa es una mina, y aunque no es ni de lejos es el primer asistente de voz del mercado, si que es el que más rápido crece. Google mira con recelo a su rival y ha decidido que Google Asistant, presente solo en principio en los smartphones de la serie Pixel, pasara a formar parte de su propio altavoz inteligente, Google Home. Microsoft parece que también quiere llevar Cortana a otros dispositivos (y a la tienda de Google) y Apple también ha creado un interesante ecosistema  a través de Siri, con todos sus productos tanto informáticos como de telefonía.

Pero Amazon Alexa juega una carta que no tienen los demás, y es que es libre. Tanto es así que dará el salto al mundo de la telefonía de la mano del Huawei Mate 9 (mañana 6 de enero), en su desembarco en el mercado estadounidense. Mientras que Cortana, Siri, Google Assistant o el futuro Bixby de Samsung se restringen a productos de sus respectivas compañías, Amazon Alexa no se casa con nadie y se propone como rival directo de los principales asistentes telefónicos del mercado, una jugada que seguro que no hace ni pizca de gracia a sus rivales.

Y ya no es solo que estos asistentes se queden dentro de sus empresas matrices, es que un futuro próximo , cuando nuestros smartphones quieran interactuar con los demás dispositivos inteligentes de nuestro hogar, ¿quien va a tener más posibilidades de convertirse en el estándar, un asistente propietario, o uno que puede hacer que nuestro smartphone se entiendan a las mil maravillas con nuestra lavadora, frigorífico o sistema de iluminación? Lo dicho, buena jugada Amazon, no todo iba a ser un Fire Phone.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies