ASUS R510JK-DM155D: potencia, diseño y buenos materiales

Aunque los smartphones cada vez son más potentes y eso es genial, todavía queda un largo camino que recorrer hasta que un procesador ARM llegue a ofrecer las mismas prestaciones que los procesadores de las arquitecturas x86 o x64, por ello los ordenadores, portátiles o de sobremesa siguen siendo una necesidad para el trabajo y el ocio.

Hoy os hablaremos de un portátil válido para tareas muy exigentes, incluso los últimos juegos y es que el ASUS R510JK-DM155D del que hablaremos a continuación, pertenece a la serie ROG (Republic of Gamers) de Asus, que es la gama de portátiles para gaming que este gigante de la informática ofrece, así, este ordenador se sitúa entre unas de las mejores opciones debido a su más que ajustado precio.

Cuando el diseño se junta con el rendimiento

A menudo, cuando buscamos un portátil para jugar lo que encontramos son diseños toscos y nada agradables a la vista, pero el rendimiento suele hacernos sacrificar este aspecto, sin embargo el ASUS R510JK-DM155D sí que consigue que podamos disfrutar de un ordenador con unas proporciones reducidas, tanto en peso como en dimensiones pero sin renunciar a nada de potencia.

La tapa del portátil tiene un diseño que pese a estar fabricado en plástico, tiene un aspecto metálico con un patrón circular como el que encontramos en gran parte de los portátiles de este fabricante. Este tipo de imitación de aluminio también lo encontramos en las laterales del touchpad, que además va acompañado de una textura distinta, mejor para sujetar nuestras muñecas.

El teclado es similar al que encontramos en los MacBooks, el llamado formato isla donde las teclas sobresalen de la base del portátil. Es un formato muy cómodo y limpio, además de bastante estético.

El ASUS R510JK-DM155D solo está disponible en gris e incluye teclado numérico

El ASUS R510JK-DM155D incluye teclado numérico y varias teclas de función

 

Por su parte, la pantalla tiene un acabado mate que impide los reflejos, sin embargo algunos usuarios se quejan de que el panel presenta unos colores poco saturados, excesivamente fríos, no obstante, esto se podría corregir con software subiendo la saturación.

En el lado izquierdo se ve gobernado por la ventilación, ocupando casi la mitad del espacio, a las rejillas les acompaña el conector de alimentación, el puerto VGA, el HDMI, el conector ethernet RJ45, el jack 3.5mm de entrada y salida (2 en 1), un puerto USB 2.0 y uno 3.0. En el lado opuesto, la unidad óptica y otro puerto USB 3.0, sinceramente yo hubiese preferido el USB 2.0 en el lado derecho, ya que se suele utilizar para conectar el ratón.

Finalmente en la parte inferior encontramos la batería extraíble y la tapa de mantenimiento, fácil de retirar donde accederemos a distintas partes internas del ASUS R510JK-DM155D, de las cuales hablaremos más adelante.

Especificaciones técnicas

  • Pantalla: 15.6” FullHD (1920×1080 ) Mate (anti-reflejos) LED
  • GPU: nVidia GTX850M (2GB DDR3)
  • Procesador: Intel Core i5-4200H (2.8 GHz, hasta 3.4GHz y 3MB de Caché L3)
  • Memoria RAM: 4GB DDR3L a 1600MHz soldados en la placa base.
  • Almacenamiento: HDD de 500GB a 5400rpm
  • Almacenamiento Óptico: Lector DVD SATA, doble capa, 8x supermulti
  • Lector de tarjetas MicroSD
  • Touchpad multitáctil
  • Webcam VGA y Micrófono
  • Redes: Wifi N y Bluetooth
  • Sistema Operativo: FreeDOS
  • Batería: 4 celdas de Ion de litio, extraíble
  • Conexiones: 1x USB 2.0 2x USB 3.0 1×3.5mm entrada y salida 1xRJ45 1xVGA 1xHDMI
  • Dimensiones y peso: 38×25.1×3.2cm y 2,35kg

Como podéis ver, un hardware capaz de soportar mucho trote, y que supera en pantalla y gráfica al MSI CX61 2PC-1215XES, aunque no en procesador, almacenamiento y batería; no obstante el MSI tiene un precio que está 100€ por encima, incluso en la versión más barata. Por tanto el ASUS se postula como una opción perfecta para un usuario que sin ser un jugador empedernido, no quiere renunciar a poder jugar al juego que se le antoje, perfecto para League of Legends, ya que los que solo quieren jugar con todo en ultra (Battlefield 4, Crysis 3… a ultra) deberán gastarse algo más de lo que cuesta el ASUS R510JK-DM155D, de hecho, debería optar por un sobremesa.

Qué tiene y que le falta al hardware del ASUS R510JK-DM155D

El ASUS incorpora una tarjeta gráfica, que sin ser tope de gama, podrá alcanzar rendimientos bastante altos, muy superiores a los que ofrecería la INTEL HD 4600 que incluye el procesador del i5 de este ASUS R510JK-DM155D; la GTX850m incluye 2GB de memoria GDDR3, una generosa cantidad de RAM (gráfica) que pese a no ser DDR5 no deja de ser una memoria rápida y potente. Otro dato interesante es que la 850m es compatible con DirectX 12.1, por lo que podremos aprovechar esta tecnología en un futuro, cuando los juegos ya la utilicen de forma generalizada. Como contrapunto, este portátil debido a su gráfica no es compatible con HDMI 2.0, aunque si con 4k.

Por otra parte, no hay que olvidarse del procesador, un componente que, aunque ha perdido peso en el procesamiento de juegos, sigue siendo esencial para garantizar que el rendimiento del sistema sea fluido y el i5-4200h que incluye este portátil cumplirá con creces. Aunque cuenta con 2 núcleos, encontramos 4 hilos, así pues las tareas con soporte para multithreading verán reforzado su rendimiento. Para los amantes de la virtualización de sistemas decirles que pueden estar tranquilos, el 4200h es compatible con la VT-x y VT-d.

Sobre la RAM nos encontramos con unos escasos 4GB a 1600MHz a una frecuencia normalita; sin embargo debería ser suficiente para correr un sistema como Windows y bastantes juegos. El almacenamiento se centra en un disco duro mecánico de 500GB a 5400rpm, lo cual es bastante normal.

Hasta ahora hemos hablado de lo que hay, pero ahora hablaremos de como hacerlo mejor, es sencillo y no excesivamente caro, de esta manera conseguiremos subir al ASUS R510JK-DM155D al siguiente nivel.

Lo primero, y más obvio, una ampliación de RAM, con un módulo de 4GB (unos 25 euros) o de 8GB (unos 45€); recordad que la frecuencia debe ser de como máximo 1600MHz, ya que al tener los otros 4GB soldado a la placa a esa frecuencia, aunque equipaseis un módulo con un número mayor de MHzs este funcionaría al número más bajo y supondría un gasto innecesario de dinero.

Podríamos mejorar el asunto con un SSD en lugar de la unidad mecánica, puedes encontrarlos de 250GB por debajo de los 100€.

Para suplir el espacio perdido con el ssd tenemos otras dos opciones, en primer lugar, la más sencilla, una microSD de 128GB (unos 60€) y dejarla siempre conectada. Sin embargo, la opción más interesante es utilizar un caddy para sustituir la unidad de DVD, cada día más en desuso, por el disco duro mecánico de 500GB que el portátil incluía o por uno de mayor capacidad si así quisiéramos. Como ultima opción sumar la MicroSD al HDD.

Al quitar la tapa de mantenimiento del ASUS R510JK-DM155D tenemos acceso al disco duro y el zócalo de RAM.

Al quitar la tapa de mantenimiento del ASUS R510JK-DM155D tenemos acceso un sencillo al disco duro y el zócalo de RAM.

Haciendo un resumen, la ampliación de RAM (de 4 a 8GB), el SSD de 250GB y el caddy, el precio final a sumar al del portátil sería unos 120€ aproximadamente, menos si en lugar de 250GB te conformas con 120. Algo que aunque a priori suena trabajoso y pesado, hará que el rendimiento del ASUS R510JK-DM155D mejore bastante.

En cuanto a software, recordad que este portátil no incluye ningún sistema operativo así que deberemos ponerlo nosotros una opción interesante es adquirir una licencia de Windows 7 o Windows 8.1 y actualizar a Windows 10 en lugar de comprar una cara licencia nueva, ya que “misteriosamente” están apareciendo muchas a precios muy rebajados en tiendas como la famosa web de videojuegos g2a. Aunque si eres un usuario más avanzado con preferencia por Valve, en cuanto videojuegos, quizás Ubuntu sería una buena alternativa.

Resumen: Muy buena opción para usuarios algo avanzados.

Tanto la ampliación de RAM, como de almacenamiento, así como la instalación del sistema operativo, no son tareas realmente complejas, sin embargo, los usuarios más inexpertos no suelen sentirse cómodos abriendo el ordenador. Es por eso que creo que este ordenador es perfecto para usuarios a los que les gusta trastear con el ordenador, saben como aprovechar el hardware para juegos o software de edición, etc. Y todo esto a un precio muy reducido, ya que aunque está teniendo problemas de distribución desde hace unos días y es complicado encontrarlo en stock, el precio se encuentra por debajo de los 600€, exactamente a 569€ a través de este enlace de PC Componentes. También lo podemos encontrar en Amazon, aunque en estos momentos no hay stock, por lo que otra opción bastante completa es el ASUS X SERIES X554LD-XX667H.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies