La Casa Blanca le pide a Google abandonar el proyecto Dragonfly para China 

Esta semana surgieron numerosos reportes de que Google está trabajando en un motor de búsqueda y una app de noticias para China diseñados para cumplir con las regulaciones del gobierno, ambos proyectos bajo el nombre clave Dragonfly y con claras inclinaciones hacia la censura. No obstante, fuertes críticas contra Google han sido realizadas, entre ellas una proveniente del Vice presidente de los Estados Unidos, Mike Pence, quien le pidió a Google abandonar el proyecto.

El mandatario recientemente comentó durante uno de sus discursos que el proyecto Dragonfly “Reforzaría la censura del partido comunista y comprometería la privacidad de los usuarios chinos”. Vice presidente de los Estados Unidos - Mike Pence

El controversial proyecto Dragonfly de Google

Aunque Google todavía no ha confirmado oficialmente la existencia del proyecto Dragonfly, y que el CEO de la compañía haya mencionado que el asunto se encontraba en una simple fase exploratoria, eso no ha detenido a sus detractores de oponerse al programa.

El diario The Intercept fue el primero en arrojar luz sobre este controversial proyecto, que consistiría en un motor de búsquedas que “Censuraría sitios web y términos de búsqueda relacionados con derechos humanos, democracia, religión y protestas pacíficas”. Supuestamente vendría acompañado de una típica app de noticias para Android y se encuentra en desarrollo desde el año pasado, con Google habiendo discutido los detalles con las autoridades de China y empleando algoritmos para modificar el contenido de una manera similar a como lo hace Toutiao.

El controversial proyecto Dragonfly de Google

Muchas críticas señalan lo hipócrita que esto sería por parte de Google al considerar que, en 2010, la compañía retiró su motor de búsquedas para manifestar su postura contra la censura, la cual mantiene hasta el día de hoy, pero que cambiaría con Dragonfly de hacerse una realidad.

Es importante recordar que para ese entonces el gobierno chino había incurrido en ataques de phising contra activistas de derechos humanos del país, razón por la cual la compañía lanzó una versión no censurada de su buscador basada en Hong Kong, la cual, como era de esperarse, generó bastante desacuerdo con el gobierno chino a causa de las discrepancias con la versión de Beijing.

Sin embargo, no es difícil percibir por que Google querría volver a tener presencia en China, país que alberga a más de un millón de millones de internautas. De hecho, la compañía ofrece algunas aplicaciones móviles en China, tales como Google Translate y Files Go, pero nada comparable a un buscador o aplicación de similar escala.

Versión de Google para China - Dragonfly

La compañía no ha negado la existencia del proyecto Dragonfly para China, pero tampoco ha arrojado luz al respecto. El portal The Verge se le acercó a Google por declaraciones, pero la firma solo contestó que “No comentamos sobre especulaciones sobre futuros planes”. 

En este orden de ideas, más de 1400 empleados de la compañía con sede en Silicon Valley han firmado una petición demandando transparencia sobre el proyecto y sus implicaciones. Ahora, la mismísima administración de Donald Trump ha manifestado su oposición directa al proyecto Dragonfly de Google, lo cual podría poner suficiente presión sobre la compañía para abandonarlo, pero ya veremos cómo se desenvuelven los acontecimientos.

Vía | The Verge 

Nos gustaría tener tu opinión

      Dejar respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies