¿Qué pasa con nuestra cuenta de Google al morir?

Hoy en día tenemos un problema (otro más) que no tenían nuestros antepasados: la huella digital. ¿Qué pasa con todos nuestros datos online cuando morimos? ¿Nos quedamos vagando eternamente por el ciberespacio o hay forma de eliminarlos? Google ha pensado en esto y nos ofrece la posibilidad de eliminar los datos de nuestra cuenta de Google tras morir. Una especie de testamento que debemos dejar cerrado antes de que esto suceda.

Cómo gestionar nuestra cuenta de Google para que se elimine al morir

Google lo sabe todo de nosotros y probablemente, cuando llegue el fatal desenlace, también lo sepa. Pero, en un alarde de discreción, ha habilitado una opción para que gestionemos los datos de nuestra cuenta de Google y qué queramos que pase con ella cuando nosotros ya no estemos.

Para ello, tendremos que rellenar unos datos, a los cuales se puede acceder desde aquí, en nuestra cuenta de Google. Pulsamos en Privacidad y personalización y a continuación en Crea un plan para tu cuenta. Pulsamos en Iniciar y rellenamos los datos que nos piden.

cuenta de google al morir

Por ejemplo, tendremos que indicar cuál es el período de tiempo que debe transcurrir para que se considere que nuestra cuenta de Google está inactiva. También, a quién queremos notificar y el contenido que queremos compartir, así como si deseamos que se elimine una vez hayamos fallecido o queremos que los datos continúen en la nube.

Cuando tratamos de configurar este plan, Google nos indica que tratarán de contactar con nosotros vía SMS y correo electrónico un mes antes de que venza el plazo. Así, si fijamos 6 meses, a partir de los 5 meses Google tratará de saber si está todo bien o ha ocurrido una desgracia. Por supuesto, tenemos que darle nuestro número de teléfono y el correo al que queremos que se nos contacte.

A continuación, podemos indicar hasta 10 personas para que Google pueda preguntar por nosotros, incluso darle algún tipo de permisos a algunas de ellas, así como configurar una respuesta automática en caso de que alguien trate de contactarnos y Google sepa que esta cuenta ya está inactiva.

Por último, podemos seleccionar si queremos que nuestra cuenta de Google (y con ella todos nuestros datos) se eliminen una vez que se considere inactiva, incluyendo toda la actividad relacionada (por ejemplo blogs, Youtube…). Además, si habías dado permisos a alguna persona en el paso anterior, esta podrá descargar la información 3 meses antes de que se dé definitivamente de baja.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies