Estados Unidos se retracta de endurecer las sanciones contra Huawei

Huawei se encuentra ahora mismo en una situación desfavorable con los Estados Unidos, siendo el objetivo de un veto comercial producto de la guerra económica entre China y EE.UU. Como resultado, la compañía se ha visto restringida de hacer negocios con ciertas empresas americanas y de hacer uso de los servicios de Google, y si lo que nos reporta el diario Wall Street Journal es cierto, estas restricciones estaban por hacerse todavía más férreas, pero debido a la intervención del Pentágono, la administración de Donald Trump se ha tenido que echar para atrás con los planes.

Para entrar en contexto, en este momento las compañías americanas pueden venderle chips y otros componentes electrónicos a Huawei desde sus sedes ubicadas en el extranjero sin la necesidad de una licencia de exportación. Esto siempre y cuando esos bienes estén hechos con menos del 25% de materiales o patentes que no les pertenezcan a compañías americanas. 

No obstante, el Departamento de Comercio de los Estados Unidos le propuso a la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB) reducir esta cifra al 10%, lo que limitaría severamente el ya restringido comercio que todavía se tiene con Huawei. 

El comercio entre las compañías americanas y Huawei se mantiene por ahora 

De acuerdo con el Wall Street Journal, el Departamento de Defensa y el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos argumentaron que esta ley perjudicaría notablemente a los ingresos de las empresas americanas. Además, los fondos para investigación y desarrollo se verían afectados y esto subsecuentemente dañaría la competitividad tecnológica del país. 

El comercio entre las compañías americanas y Huawei se mantiene por ahora

Es importante tener en cuenta que, para varios proveedores americanos, el comercio con fabricantes extranjeros es de gran importancia, y resulta que Huawei es el fabricante más importante de China. Si se aprobase la legislación, las compañías estadounidenses también saldrían perdiendo debido a no poder hacer negocios con uno de sus clientes más importantes.  

Como resultado de esta oposición interna, el Departamento de Comercio se vio obligado a descartar la nueva ley por ahora. 

Es importante acotar que esto no elimina el veto comercial existente, este último sigue en vigencia y en el futuro previsible no va a cambiar, aunque vale la pena mencionar que, en las semanas próximas, el Tesoro de los Estados Unidos llevará a cabo una conferencia donde discutirá el tema de Huawei y otros problemas relacionados con el comercio con China. 

Vía | The Wall Street Journal 

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies