Galaxy S7 Mini, Samsung Z1 2016 y Galaxy Continuity: No solo del S7 vive Samsung.

El MWC 2016 pasó y con él toda la resaca de presentaciones de flagships de los principales fabricantes. Pero el mundo sigue girando y no queda más remedio que seguir trabajando en nuevas propuestas e ideas. Es por eso que os vamos a hablar de otros proyectos que los coreanos de Samsung se traen entre manos. Para empezar, empieza a haber rumores bastante fuertes de que Samsung podría lanzar al mercado una versión reducida de su flagship denominada Galaxy S7 Mini con la intención de hacer frente al inminente iPhone SE; por otro lado, también se confirma la aparición de un nuevo “ecosistema” denominado Galaxy Continuity, y que vendría a suponer una mayor integración entre los smartphones de gama alta de la compañía y su tablet de altos vuelos: la Galaxy Tab Pro S. Ya por último, hablaremos del Samsung Z1 2016, la apuesta del fabricante por su propio sistema operativo Tizen, y que llega con unas prestaciones muy humildes, pero mejores que la de su antecesor.

Galaxy S7 Mini: Hasta que no lo veamos, no nos lo creeremos.

Puede que este H2 suene algo pesimista, pero es que si tenemos en cuenta que el año pasado se habló bastante de un Galaxy S6 Mini que nunca llegó y que el S5 Mini supuso un recorte de prestaciones tan considerable que parecía casi una broma de mal gusto (Exynos 3470/Quad-core 1.4 GHz Cortex-A7 y 1.5 GB de RAM), es normal que seamos bastante escépticos cuando oímos hablar de una versión Mini del S7. Según GSMARENA, tendríamos una pantalla de 4.6 pulgadas con resolución HD, el mismo SoC Exynos 8890 o Snapdragon 820 de Qualcomm, 3 GB de memoria RAM y una cámara de 12 MP (posiblemente la misma que el S7). Por hablar, se habla hasta de su grosor, que sería de 9.9 mm, y que además podría venir acompañado de un accesorio con zoom óptico al más puro estilo LG G5.

Suena demasiado bien para los amantes de los smartphones pequeños. Potencia de flagship moviendo muchos menos píxeles y con buenos acabados. Ojalá sea así y se abra una nueva veda de smartphones más manejables que hagan la competencia a la serie Compact de Sony, el único que se ha atrevido a mantener rendimiento a pesar de reducir dimensiones. Desde luego, si hay alguien que es capaz de “inspirar” a Samsung y hacerle mover ficha, esa es Apple. Habrá que estar atentos a este S7 Mini.

Galaxy Continuity: fusionando Tablet y Smartphone.

Gizlogic_Galaxy Continuity_galaxy-tab-pro-sEn el CES 2016 Samsung anunció una tablet de altas prestaciones denominada Galaxy Tab Pro S, la cual, a pesar de tener un nombre similar a la Galaxy Tab A de la que os informamos ayer, sí que hace gala de un apartado hardware de altos vuelos. Os refrescamos la memoria con las especificaciones de dicha tablet: pantalla Super AMOLED de 12 pulgadas con resolución QHD de 2160×1440 píxeles, procesador Intel Core M de sexta generación de dos núcleos funcionando a 2,2 GHz, 4 GB de memoria RAM y dos versiones de almacenamiento de 128 y 256 gigas en formato SSD. Pero si hay una cualidad que la hace destacar, es el hecho de hacer uso del sistema operativo Windows 10, lo que supone algo nuevo en Samsung; todo ello con la intención de conseguir un producto más enfocado a la productividad, arañando algo de cuota de mercado a la imponente Surface 4 de Microsoft.

Una vez puestos en antecedentes, os hablaremos de Galaxy Continuity. Aunque dista bastante de ser algo tan innovador como Microsoft Continuum, supone el primer intento de los coreanos de integrar en un solo ecosistema las funciones de una tableta y de un smartphone.

Y es que aquí no tenemos un sistema operativo único que usamos en dos dispositivos, sino simplemente una extensión parcial de algunas funciones de nuestro dispositivo Galaxy hacia la propia tableta de la compañía. Si tenemos en cuenta que esta función solo funcionará con los Galaxy S6 y los S7, y que hace falta una tableta que presumimos no será barata, pues tampoco parece que vaya ser un éxito rotundo.

Galaxy Continuity nos permite desbloquear nuestra tableta con el lector de huellas de nuestro smartphone, y además nos permitirá leer y contestar las notificaciones del smartphone a través de la tableta. Tranquilos, no sois los primeros que le veis una utilidad nula o más que limitada a tener que sacar el móvil del bolsillo para desbloquear una tableta, aunque quizás su segunda funcionalidad si pueda ser algo más productiva en ambientes de trabajo en los que no queremos tener que tirar de nuestro smartphone cuando estamos trabajando con la tablet. Más allá de estas dos funciones, no se conoce ninguna función extra que pueda justificar unos requerimientos de hardware tan altos. Habría estado bien que Samsung hubiera hecho compatible esta tecnología con otros smartphones y tablets de la compañía, pero se ve que ellos no han opinado igual.

Para hacer que Galaxy Continuity sea una realidad, tendremos que descargarnos en nuestra tablet (y suponemos que en nuestro smartphone también) una app denominada “Flux D”, que conecta ambos dispositivos mediante Bluetooth; aunque es posible que Samsung la integre de serie en Galaxy Tab Pro S.

Samsung Z1 2016: Tizen sigue su travesía.

Gizlogic_Samsung-Z1_2016Aunque Samsung ya tuvo algún intento en el pasado de hacer que un sistema operativo propietario triunfara en el mercado (alguien dijo Bada?), no fue hasta el desarrollo de Tizen cuando ha conseguido un relativo éxito comercial. Tizen es un sistema operativo muy enfocado a la optimización y a la necesidad de bajos recursos, lo cual lo hace ideal para smartphones de prestaciones muy humildes, un segmento de mercado bastante importante en países emergentes. Pero Tizen no es apto solo para este segmento de mercado, y prueba de ello es el Samsung Gear S2, el último smartwatch de la compañia, que hace uso del mismo.

El primer smartphone en hacer uso del sistema operativo Tizen OS (v2.3) fue el Samsung Z1, un smartphone de 4.0 pulgadas con resolución  480 x 800 pixels (233 ppi), 112 gramos de peso y Dual-SIM. De mover el sistema se encargaba un humilde SoC Spreadtrum SC7727S de dos núcleos Cortex A-7@1.2 GHz Cortex-A7, que llegaba acompañado de 768 MB RAM, 4 GB de almacenamiento, una cámara de 3.15 MP y una batería de 1500 mAh.

Dado que parece que esta propuesta de Samsung ha dado sus frutos, los coreanos ya están preparando su sucesor, el Z1 2016 (o Z2), el cual parece que seguirá siendo un smartphone de prestaciones muy bajas, pero algo más aceptables. En concreto se habla de una pantalla AMOLED, una CPU de cuatro núcleos y 1 GB de RAM; unas especificaciones dignas de un Motorola Moto G de primera generación.

Una de las principales novedades de este Samsung z1 2016, más allá de su hardware, es el hecho de que Samsung intentará ir más allá de los mercados emergentes e intentará venderlo en otros bastante más competitivos. Será interesante ver como les sale la jugada.

Y esto es todo por ahora, nos parece una buena estrategia querer diversificar un poco tu cartera de productos más allá de cientos de smartphones y tablets con prestaciones muy similares. Aunque son buenas ideas en la dirección correcta, parece que Samsung todavía tendrá que deshacerse de algún que otro fantasma si quiere ganarse aún más el favor de los usuarios.

 

 

 

1 Comentario
  1. Samsung s7 mini mobile S7 looks amazing.

    Deje una respuesta

    Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

    ACEPTAR
    Aviso de cookies