El Google Pixel 6 podría contar con un SoC hecho en casa llamado GS101

Parece que Google busca contar con sus propios SoCs diseñados en casa, y si esta información proveniente de 9to5Google y XDA Developers es verídica, entonces la serie Google Pixel 6 será la primera en portar con orgullo los chips de Google. De acuerdo con la información, Google está trabajando en dos terminales que contarán con el chip GS101, cuyo nombre clave es “Whitechapel”. Se presume que esos terminales serán los sucesores del Google Pixel 5.

Mencionado por primera vez a principios de 2020, Whitechapel es un esfuerzo por parte de Google para crear sus propios sistemas en un chip (SoC); los cuales implementará en teléfonos Pixel y Chromebooks por igual, muy al estilo de cómo Apple hace las cosas. La información apunta a que el chip Whitechapel G101 de Google estará compuesto por tres clústeres de CPU con un TPU dedicado para aplicaciones que involucren aprendizaje automático.

En este sentido, la idea de un chip de seguridad o TPU personalizado no es nueva. La compañía ha hecho anteriormente TPU para servidores y el núcleo neuronal del Pixel 4, junto con el chip Titan M discreto en sus teléfonos actuales. Pero el GS101 presumiblemente permitiría a la empresa integrar esas características en un nivel más profundo.

¿Qué sabemos del GS101 Whitechapel de Google?

Si nos vamos a los detalles técnicos, desde XDA Developers indican que el rendimiento del GS101 estaría a la par de la serie Snapdragon 700 de Qualcomm. Se trataría de un chip basado en ARM y con proceso tecnológico de 5nm; contando con dos núcleos de CPU Cortex-A78, dos núcleos Cortex-A76 y cuatro núcleos Cortex-A55. También habría una GPU Mali en el conjunto, pero no se hace mención del modelo.

GS101 Whitechapel de Google

La meta de Google al crear sus propio chip es ofrecer aquello en lo que Apple es tan bueno, y con eso nos referimos a su fuerte integración de Hardware y Software, donde el impresionante rendimiento de los chip Apple Bionic juega un papel crucial en su negocio.

Un chip GS101 diseñado por Google trae una promesa tentadora: brindar un rendimiento y nivel de optimización similar al de Apple, así como también una duración de batería mejorada para Android (específicamente para su línea Pixel) y un nivel similar de control sobre el diseño del hardware, el software y procesador. Esto por no mencionar el dejar de depender de Qualcomm y el posible desarrollo de su ecosistema de Hardware.

Por último, Raven y Oriole son los nombres en código de los primeros smartphones de Google en hacer uso de estos chips, de los cuales se presume que uno corresponde al Pixel 6.

Vía | 9to5Google / XDA Developers

Nos gustaría tener tu opinión

Deje una respuesta

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
GizLogic
Logo