Lenovo Vibe K5: Gama media/baja ya disponible en Europa.

En el pasado MWC 2016 Lenovo nos dejo claro que iba a competir contra sí misma en el mercado de la gama media anunciando los nuevos Lenovo K5 y K5 Plus mientras que por otro lado ya había confirmado que la gama Moto G no iba a desaparecer. Una de las principales características de estos terminales es le hecho de que son los primeros smartphones de la marca en estar disponibles oficialmente en Europa, por lo que no habrá que recurrir a una tienda importadora para hacernos con uno de ellos, aunque sí que tendremos que pagar cierto sobrecoste por ello. Como de la variante Plus os hablaremos algo más a fondo en otro artículo, ahora nos dedicaremos a centrarnos en la versión más básica: el Lenovo Vibe K5.

Lenovo Vibe K5: aluminio parece, plástico es.

Gizlogic-Lenovo Vibe K5El Lenovo K5 se suma  una larga ya lista de terminales que intentan conjugar de la mejor forma posible unas prestaciones de hardware que aseguran una experiencia Android fluida con un precio bastante contenido y un diseño atractivo. Aunque este terminal consigue aprobar en diseño y prestaciones, puede que no tenga en el precio a su mejor aliado como veremos al final de este artículo.

Lo primero que nos decepciona un poco en el Lenovo Vibe K5 es el material de construcción elegido, ya que aunque por las fotografías podría parecer que esta construido en aluminio, en realidad nos encontramos con policarbonato con una textura que imita el aluminio. No es que estamos ante un terminal feo, todo lo contrario, pero en un segmento en el que marcas como Xiaomi o la propia Lenovo apuestan por el metal en terminales que rondan los 100 euros, empezamos a ver con malos ojos que terminales que rondan los 150 o mas euros, tengan construcción plástica. Al menos tendremos una carcasa trasera extraíble que nos permitirá reemplazar la batería cuando sea necesario, una ventaja de este tipo de terminales.

Pasando al apartado de especificaciones, nos encontramos con una pantalla IPS de 5 pulgadas con resolución HD de 1280 x 720 píxeles (294 píxeles por pulgada) que se mueve gracias a un poco común SoC Snapdragon 415 (8x Cortex-A53 + GPU Adreno 405), ya que es la primera vez que vemos un coctacore de la serie 400 montado en un terminal de marca bastante conocida, donde los fabricantes suelen pasar de los quad-core (SD 400 y 410) a la serie 600 de Qualcomm.

En el aparado de memoria nos encontramos con unos ya imprescindibles 2 GB de memoria RAM junto a un almacenamiento interno de 16 GB ampliables mediante tarjeta Micro-SD de hasta los 32 GB de capacidad (ranura independiente).

Pocas sorpresas en el sector fotográfico, donde vemos una ya clásica configuración de cámara trasera de 13 megapíxeles con flash LED y autoenfoque junto a una frontal de 5 MP. Al menos tendremos un pequeño extra en forma de certificado Dolby Atmos que nos ofrecerá una mejor calidad de sonido.

La conectividad es la habitual en este tipo de casos, con Wi-Fi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.1 con A2DP y LE, soporte para redes 4G LTE, Radio FM, GPS, Micro-USB v2.0 con OTG y Dual-SIM (dual standby).

El Lenovo Vibe K5 tiene unas dimensiones de 142 x 71 x 8 mm, un peso de 142 gramos e integra el sistema operativo Android 5.1 Lollipop. Todo ello con una autonomía de 2.750 mAh.

En términos generales estamos ante un smartphone bastante aceptable, pero sentimos que no es todo lo competitivo que debiera, ya que por un lado notamos la ausencia de lector de huellas y por otro tenemos al propio Lenovo Lemon 3 que hace uso de un Snapdragon 616 por un precio menor. Actualizaremos el artículo cuando tengamos el precio definitivo para el mercado europeo.
Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies