Montblanc se lanza a la conquista de los wearables

Los wearables ya no son solo cosa de los fabricantes de dispositivos electrónicos. Aunque es un mercado relativamente nuevo y aún no se ha exprimido todo su jugo, los relojes tradicionales se encuentran en una clara posición de desventaja y es fácil señalarles como el caballo perdedor de esta historia.

Montblanc ha estrenado año anunciando un nuevo cambio de rumbo, ya que promete incluir en su catálogo un producto novedoso y acorde a la era tecnológica que vivimos. La conquista del mundo de los wearables es su objetivo para este 2015 y su primer paso adelante ya tiene nombre propio: e-Strap y en este caso no podemos decir que sea una de las pulseras inteligentes baratas.

¿Cuál es la principal novedad de e-Strap respecto a otros wearables?

La pulsera e-Strap no es un smartwatch en sí mismo, la definición más correcta sería la de “correa electrónica”. De hecho es precisamente en este lugar donde el nuevo wearable de Montblanc tiene su cerebro. En la correa se encuentran los sensores y la pantalla de notificaciones desde la cual podremos sacar el máximo partido a nuestro nuevo juguete de lujo.

Esta combinación de reloj tradicional y smartband es sin duda la principal novedad que nos ofrece Montblanc. Fabricada en cuero cuenta con una pantalla monocromática OLED de 0,9 pulgadas y una autonomía de hasta cinco días. Sincronizando este wearable con un dispositivo iOS o Android a través del bluetooth 4.0 incluído, podremos consultar en nuestra pequeña pantalla táctil las notificaciones, además de realizar controles básicos relacionados con nuestra actividad física o la cámara y la música de nuestro terminal principal, entre otros.

Montblanc-Timewalker-urban-speed-e-strap-watch-4.0

Y si hablamos de dinero… ¿cuál será su precio?

Montblanc no se caracteriza por ser una marca precisamente barata y su primer wearable no iba a ser quien contradijera a la filosofía de la empresa. Su precio de lanzamiento comenzará en 2.990€ por el reloj completo. Para el resto de los mortales, se pondrá a la venta solo el dispositivo por 250 euros, un precio más asequible para todos pero que continúa situándose a unos niveles superiores a la competencia.

Faltan detalles por pulir para convertir a la pulsera e-Strap de Montblanc en uno de los grandes wearables de 2015, pero sin duda este nuevo movimiento supone un paso adelante para el resto de fabricantes de relojes tradicionales, que podrían perder el miedo y lanzarse a la conquista de un mercado aún por explotar.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies