#MWC17: Nuestra valoración acerca de esta feria celebrada en Barcelona.

El Mobile World Congress de Barcelona, la cita más importante a nivel mundial para todo aquel que sea amante de los teléfonos inteligentes y la movilidad. “La Fira” como la llaman por allí, y una experiencia que nos ha sido sumamente gratificante a los 4 redactores de Gizlogic que este año hemos tenido la oportunidad de acudir a la cita. Y es que no ha sido nuestro primer MWC, ya que el año pasado tanto Diego Egido como José Antonio de la O (uno de los jefazos) hicieran una primera toma de contacto con esta feria, dejándonos la sensación de que sería algo bastante difícil de abarcar para una web que por aquel entonces no llegaba a los 2 años de vida; pero sí que ha sido la primera vez que hemos podido acudir un equipo lo suficientemente grande como para cubrir todos los pabellones y con unos medios técnicos medianamente decente para ello.

Y lo cierto es que se trata de una experiencia agotadora.

Gizlogic-huawei-MWC17

Sí, el MWC17 es lo mejor que puedes hacer si tienes alguna venganza pendiente con tus pies y quieres cobrártela de una vez por todas…Y es que según las mediciones de alguna que otra pulsera cuantificadora, habremos andado unos 20Kms de media al día, corriendo de un pabellón a otro como pollos sin cabeza. Aunque la feria en sí empezó el lunes 27, la paliza empieza dos días antes, cuando llegas el sábado 25 a Barcelona, y después de madrugar para llegar al aeropuerto de Málaga a tiempo, te bajas del avión, recoges tu acreditación y vas corriendo hacia Plaza de Sants para conocer a la persona que os ha alquilado el piso, ya que para el equipo de Gizlogic, los hoteles son impersonales y no molan para beberse unas copas al final de la jornada;). Así que lo dicho, tiras de Google Maps, encuentras a una casera que lleva dos horas esperándoos, descargas el equipaje, te das una ducha y sales corriendo hacia un tal “Poble Espanyol”, donde Blackberry tiene pensado hacer su presentación. Un sitio muy bonito en el que nos perdimos y en el que nos costó encontrar el lugar habilitado para la presentación, pero del que nos llevamos una grata experiencia gracias a une cena/cocktail que hizo que probar lo último de los americanos fuera bastante relajado y divertido.. Un buen broche para un día agotador.

Memoria USB

Haciendo cola para conocer el nuevo LG G6.

Pero si piensas que el primer día es el peor, es que eres un incauto, porque lo peor aún esta por llegar. Y es que LG te ha montado una presentación al lado del Palacio de Deportes, y si has dormido seis horas seguidas, ya te puedes dar con un canto en los dientes. LG otra vez te atiborra de comida, pero luego no te deja probar sus terminales hasta que la sala se ha quedado medio vacía (siempre me acordaré con cariño del señor de seguridad que nos dejó atrapados a David y a mí en un pasillo, mientras Noelia custodiaba un G6 esperándonos), por lo cual te das cuenta de que son las 13 horas y Huawei presenta el P10 a las 14…Y aquí es cuando eres consciente de que sois unos novatos, ya que otros blogs han pedido un Cabify, pero tu eres tan pardillo que te pones a buscar un taxi que te lleve hasta el parque de Montjuic, mientras un montón de analistas y redactores tan novatos como tú hacen exactamente lo mismo, con lo cual, se han inaugurado los Juegos del hambre, y tu eres el último tonto en enterarte.

Gizlogic-huawei-MWC17

Muy bonita la carpa, pero muy pequeña también…

Al final consigues llegar 20 minutos antes de la presentación, y te encuentras con una cola que recorre todo el parque. Te alivia ver como una encargada de Huawei va buscando a los de prensa para darnos una pulsera que nos permita quitarnos gran parte de la cola, pero esa ilusión dura solo un momento, cuando te das cuenta de que alguien ha metido la pata hasta el fondo y unos 1000 periodistas nos vamos a quedar fuera sin poder ver la presentación, ya que el aforo no da más de sí…¿Os he mencionado que Huawei regalaba un P10? Pues sí, y como podréis comprender, nadie de allí estaba dispuesto a irse sin recibir tan preciada recompensa…Y aquí es cuando te das cuenta de una de las caras oscuras del MWC, los enchufes, las clases…Y es que cuando te tiras dos horas haciendo cola para entrar y una tercera para recoger el terminal y tu compañero David te dice que algunas webs de calado han conseguido colarse por la puerta de atrás y que ya están haciendo unboxings del P10 en el mismo parque, te das cuenta de que no todos los bloggers jugamos en la misma liga, y que las clases existen (no te miro a ti, chica de Clipset, que te saltaste la cola a la torera, bueno, va ser que sí…), por lo que la cara de imbéciles que se os queda a tu compañera Noelia y a ti es de campeonato. Al final, y a las 17 de la tarde, conseguimos recoger nuestro ansiado premio y trastear un poco el P10, el P10 Plus y los nuevos smartwatchs, aunque desde luego no ibamos a ser los primeros en subir material a la red no…

Si después de correr casi todo el día para cubrir 2 presentaciones no fuera suficiente, Samsung, que no va ser menos que nadie a pesar de no presentar el Galaxy S8, nos convoca en la otra punta de Barcelona, para que conozcamos sus novedades en el Palacio de Congresos..Sí, lo habéis adivinado, cansados, cabreados y medio resfriados por dos horas de sol y viento frío, salimos disparados a la presentación de Samsung. Al menos allí entramos sin problemas, pero la sala está abarrotada, hace demasiado calor, la pantalla es demasiado pequeña y estrecha para hacer fotos decentes y Samsung solo te va a regalar unos p**** lápices después de pelearte con cientos de analistas para probar sus nuevos convertibles y tableta. Por cierto, mucha bebida y absolutamente nada para picar después de no haber comido nada en muchas horas. No fue la mejor presentación desde luego, pero bueno, que hablamos de Samsung, ellos pueden hacer lo que quieran, porque ellos valen, como en el anuncio de Loreal, no volveré a quejarme (claro que sí Guapi). Pero bueno, no seré tan cruel, a fin de cuentas no era su día grande y sí que destinaron sus recursos a una fiesta organizada el martes por la noche pero a la cual no pudimos ir (no sabíamos nada de ella y teníamos la oficial del MWC), pero de la cual nos hablaron muy bien.

En fin, que llevo tres párrafos y solo he cubierto dos días, el resto de la Fira, os la podéis imaginar, de un lado a otro haciendo tours, durmiendo muy poco, abusando del Frenadol por culpa de Huawei, acudiendo a presentaciones como las de Sony y Wiko (ellos sí saben cuidar a la prensa) y recorriendo pabellones para hacer fotos y grabar vídeos de todas aquellas cosas que nos parecían interesantes y que habéis podido leer estos días.

Ojo, la organización es impecable.

Sería injusto hablar de la paliza que supone cubrir el MWC17 sin darle una palmadita en la espalda a los organizadores, ya que en el mismo aeropuerto y en varios sitios de la ciudad, puedes recoger tu acreditación, te regalan una mochila y el metro está repleto de señalizaciones y personal dispuestos a que llegues sano, acreditado y salvo a tu destino. “Chapeau” por la organización (excepto para la de Huawei claro), porque a pesar de la cantidad masiva de gente, la sensación de control y fluidez que se tiene en todo momento es asombrosa, y no es una tarea fácil, creédme.

Y no solo tenemos una organización impecable, sino que la Fira está atravesada por una especie de “espina dorsal” que transcurre por encima de los pabellones y en la cual podremos encontrar una confortable sala de prensa, zonas de descanso con puestos para comer algo y pasarelas que nos ayudan a ir de un pabellón a otro de forma mucho más ágil sin tener que atravesarlos todos. Además de esto, marcas como Qualcomm o T-Mobile tienen pequeñas zonas de trabajo donde la comida y la bebida es gratis y en las que, si eres un poco listo (y tienes un compañero con experiencia anterior como Diego Egido que ya se las conoce todas), puedes hacer un alto en el camino para terminar un artículo, organizar todo el merchandising que te han dado, tragar algunas calorías y descansar un poco los pies. Benditos sean dichos lugares.

El “postureo” también existe en el MWC17, que aquí somos todos humanos.

No puedo escribir un artículo sobre el MWC17 sin hablar de las fiestas…Esos acontecimientos que las semanas antes esperas con ansias pero que a la mañana siguiente odias con todas tus fuerzas. Y ya no es que estuviéramos hasta cerca de las 12 en la presentación de BlackBerry no, es que algún ser cruel y rencoroso tuvo la genial idea de poner una fiesta de Masmovil un lunes por la noche…Sí, como lo leéis, después de ya tres días pateando Barcelona y después del día que más abarrotado está todo (el pabellón 3 era mas infernal que una selva con Rambo y los charlies), te toca coger otro taxy/Cabify para ir a un pub donde todo el mundo empieza siendo muy correcto, pero en el que acabas viendo a más de un blogero hacer el gamba más de lo que le gustaría al día siguiente (y a tí mismo para que nos vamos a engañar). Y es que con el tema de “una fiesta salvaje”, disfraces de animales y el propio presidente de Masmóvil con cara de haberse bebido algunas copas, aquello no podía acabar bien, ni temprano, y mucho menos habiendo barra libre de copas…

Total, que te acuestas a las 4 de la mañana (o más), pero Meizu, que seguro que conspiró contra MásMóvil en contra de tu integridad física y moral, ha tenido el “detalle” de montar una presentación a las 10 de la mañana con el objetivo de mostrarte un nuevo sistema de carga rápida (y para eso tuvieron el pabellón cerrado hasta la fecha, eso sí que es crear hype). Las caras de los allí presentes eran un poema, deseando una muerte rápida y con mas necesidad de cafeína en el cuerpo que de aire para poder seguir respirando; pero bueno, sobrevivimos, y Meizu nos dio un peluche con un palo (sí, me he tomado la medicación), un antifaz de un panda (que sí, que me la he tomado joder) y un bonito pendrive. Que menos después de un madrugón tan chungo (aprende Samsung).

Pues la cosa no acaba ahí, y es que después de aquello, toca cubrir el planing de reparto de pabellones, así que haces de tripa corazón, robas un capuchino y unas pastas de chocolate en la sala de prensa, y te pones a hacer fotos como un poseso mientras intentas entender a los representantes chinos que te hablan en un inglés cuestionable y con los que quieres llegar a algún acuerdo de colaboración. Y es que uno es un profesional, y sí hay que que escuchar y hablar en inglés con 4 horas de sueño en el cuerpo se hace, y además te vas de allí habiendo repartido unos cuantos media kits y tarjetas de contacto, sin saber en que parte de ti se encontraba la capacidad de hacer eso, porque ni tu mismo te lo crees. ¿Que cosas tiene el MWC no?.

Y claro, como habíamos venido a jugar, y como llevaban varias semanas creándonos un hype de la leche con la fiesta oficial del MWC17 en la discoteca Luz de Gas, (la cual tenía un proceso de inscripción más complicado que una carrera de ingeniería aeronáutica), pues intentamos dormir una hora en el piso, nos dimos una ducha y allí que nos plantamos en esa discoteca que parecía que fuera a ser poco más que la Pacha Ibiza en pleno agosto, pero que no deja de ser un recinto relativamente pequeño, donde no ves a ningún famoso y donde lo más gracioso es ver a unos cuantos periodistas alemanes intentar ligarse a alguna compañera con poco éxito; periodistas que por cierto te encuentras al día siguiente en el stand de Lenovo con cara de no haber roto un plato mientras piensas para tus adentros “¡sí, sí, disimula ahora bribón!”. Y es que la fiesta fue un poco decepcionante, no había demasiada gente y el grupo “Glass Animals” nos dejó un poco fríos. Pero bueno, tampoco pasaba nada, a esas horas el cuerpo pedía mas cama que fiesta, así que nos fuimos a dormir un poco, que falta hacía. Eso sí, las fotos para las redes sociales que no falten, que el postureo es sagrado.

El MWC17 también son coches y algo de turismo.

Y ya para acabar, me gustaría mencionar dos cosas que no tienen nada que ver entre sí, pero bueno. La primera es la ebullición de los coches conectados, y es que aunque no vimos ninguna presentación por allí acerca de los mismos, había más de uno repartido por los distintos pabellones, destacando un prototipo de Mercedes realmente futurista y espectacular. Queda pendiente para el año que viene ponernos al día acerca de estas soluciones de transporte conectado, aunque no sea el segmento principal al que apunta Gizlogic.

La segunda cosa de la que me gustaría hacer mención, y con esto ya dejo de desvariar, es la propia ciudad de Barcelona. Y es no nos queda más remedio que reconocer que la infraestructura de la ciudad está realmente bien estudiada, los atascos son mínimos, el transporte público funciona a las mil maravillas (excepto cuando les convocan una huelga) y el entorno por el que te mueves para ir de un lugar a otro es realmente bonito: Plaza de España, Montjuic, Poblado Español y hasta el propio barrio de Plaza de Sants nos llamó la atención, dándonos la bienvenida con una bonito pasacalles con motivo del carnaval. Lo cierto es que es difícil encontrar una ciudad mejor preparada para albergar un acontecimiento de este calado, y no nos extraña que GSMA confíe un año tras otro en la capital catalana como sede para su feria más importante. Me despido con algunas fotos tomadas desde el mirador situado frente a plaza España y con una foto del equipo, a falta de Diego Egido, autor de la fotografía. Hasta el año que viene.

mwc 2017 gizlogic

¡HASTA LA PRÓXIMA!

2 Comentarios
  1. Un placer haber compartido esta experiencia con vosotros, para mí es la segunda pero cada una tiene algo especial. Coged fuerzas, porque nos quedan muchos kilómetros por recorrer, compañeros! #ObjetivoCESLasVegas #GizlógicosPorElMundo

  2. Gran resumen de esos días agotadores y que al final añoras cuando estás en el avión de vuelta. Fue mi primera experiencia de estas características, con aciertos y errores por mi parte, pero con un aprendizaje a marchas forzadas para afrontar otro evento.

    Como bien señala mi compañero Javier, la organización de la MWC fue impecable con un personal muy atento (tuve problemas con el transporte y me atendieron satisfactoriamente). Los stands se contaban por cientos, con productos imposibles de creer o meras fundas personalizadas. El MWC tiene cabida para todo tipo de productos, tecnologías, dispositivos… y merchandising.

    Ahora a deshacer la maleta pero sin esconder demasiado la maleta, a Gizlogic le queda muchos más eventos a los que asistir 🙂

    Deje una respuesta

    Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

    ACEPTAR
    Aviso de cookies