Patriot Spark: 512 GB de almacenamiento a un precio increíble.

 

Las webs de informática siempre están hablando de la última tarjeta gráfica del mercado, del más reciente procesador con una cantidad bestial de núcleos, de ese monitor 4K con el que ver hasta los poros de la piel del último personaje de acción del videojuego de moda; pero realmente, si hay un componente dentro de nuestras torres y portátiles, que haya supuesto una mejora palpable a cualquier nivel en nuestra experiencia de usuario, ese ha sido el de los discos de estado solido o como todos las conocemos, los SSD. Unos dispositivos de almacenamiento que poco a poco han ido comiéndole terreno a los discos duros tradicionales basados en elementos mecánicos y que, si bien aún no son la opción generalista como elemento de almacenamiento masivo, sí que se han hecho un hueco como contenedores de nuestro sistema operativo y de nuestros juegos y aplicaciones favoritas. Ahora, la poco conocida marca Patriot ha decidido democratizar aún más el precio de estos dispositivos con el Patriot Spark, un SSD de 512 GB que nos acerca un poco más a un futuro sin discos duros mecánicos, al menos para aquellos que no tienen unas grandes necesidades de almacenamiento.

Patriot Spark: 20 céntimos por GB de almacenamiento.

Gizlogic-patriot-Spark-SSD (2)Al contrario de lo que solía ocurrir con las soluciones de bajo coste en los primeros SSD, el mercado de las controladoras ha evolucionado de forma bastante notable, y así es posible encontrar en el Patriot Spark de 512 GB velocidades secuenciales de lectura y escritura de 550 MB/s y 500 MB/s, muy cercanas a las que podamos encontrar en otros SSD de mayor precio.

El rendimiento aleatorio tampoco está nada mal, con hasta 91,000 IOPS en lectura y 86,000 IOPS en escritura, gracias a la utilización de una controladora Phison PS3111-S11.

Memoria USB

Como forma de reducir costes, el tipo de memoria utilizada es TLC, por lo que estos discos no tendrán una vida útil tan larga como las soluciones basadas en memoria MLC o SLC, pero diversos análisis de durabilidad ya se han encargado de demostrar que aún así, la duración de estos discos, está por encima de la de cualquier disco mecánico, por lo que tampoco es algo de lo que debamos preocuparnos demasiado, a pesar de la mala prensa que se hace a la memoria TLC y que en su día también sufrió de forma injustificada la memoria MLC que hoy encontramos en la mayoría de SSD.

Por ahora no hemos podido encontrar este disco a la venta, pero sí que sabemos que habrá versiones de 128, 256 y 512 GB a unos precios respectivos de 35, 57 y 105 dólares, que deberían verse reflejados en precios similares en euros a pesar de los impuestos; lo cual los hace sumamente atractivos. Está claro que no estamos ante un SSD que nos vaya a ofrecer el mejor rendimiento del mercado, pero creemos que son ideales para dar una segunda vida a nuestro viejo portátil o como discos de almacenamiento o sistema en equipos en los que no se busca el máximo rendimiento pero sí mejorar de forma notable la fluidez del equipo.

Actualizaremos el artículo con precios en cuanto nos sea posible.

2 Comentarios
  1. Esta genial que saquen productos a un precio tan competitivo. Eso obliga a las grandes marcas superventas como Samsung a bajar sus precios. Gran artículo

    • Están apareciendo discos SSD (y componentes informáticos en general) de muchas marcas y esto a corto plazo va a causar un impacto muy positivo para el consumidor. Espero que sigan creciendo y se hagan competitivos, tanto en precio como en calidad.

    Deje una respuesta

    Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

    ACEPTAR
    Aviso de cookies