Placas base Hyper OC: las polémicas mainboards que Intel no quiere que compres.

 

Estamos saturados de placas base, es la verdad. Las hay de mil colores diferentes, de diversos tamaños, con sistemas de disipación monstruosos o inexistentes e incluso con leds RGB que los fabricantes últimamente se empeñan en meternos hasta en la sopa. Por eso es inevitable ser algo escépticos cuando un fabricante, en este caso Asrock, nos habla de una característica novedosa que solo podremos disfrutar comprando sus productos; pero es que en este caso Asrock lleva razón, y sus nuevas placas base Hyper OC permiten saltarse las estrictas normas y condiciones impuestas por Intel, permitiéndonos practicar overclock con un chipset y un procesador que originariamente no estaban pensados para ello.

Placas Base Hyper OC: más rendimiento, menos dinero.

 Gizlogic-ASRock-placas base Hyper OC

Repasemos un poco de que va esto del overclock y de donde viene la polémica generada por estas placas. Intel no ve con malos ojos que practiquemos overclock (aumentar la frecuencia de funcionamiento) en sus procesadores, pero para ello exige dos condiciones, la primera es que usemos un procesador de la serie K, los cuales llevan el multiplicador desbloqueado, y la segunda es que usemos una placa con un chipset específico dedicado para ello, que en el caso del segmento “mainstream” y para la actual generación Skylake, es el Z170.

¿Por qué hacen falta esos dos requisitos? Pues porque la frecuencia de funcionamiento de un procesador es el resultado de multiplicar una frecuencia base (BCLK, anteriormente llamada FSB) por un número específico, que es el multiplicador. Pero claro, esto no se puede conseguir con cualquier combinación de placa y procesador, pues solo los procesadores de la serie K permiten asignar al procesador un multiplicador superior al que tiene “de serie”, consiguiendo una frecuencia final de funcionamiento más elevada, con el aumento de rendimiento que ello conlleva. Si por ejemplo tenemos un multiplicador de 36, el micro funcionará de serie a 3600 megahercios, pero si elevamos dicho multiplicador en 43 y ajustamos el voltaje del procesador, podremos conseguir que funcione a 4300 Mhz (es un poco más complicado hacer OC, pero no es el objeto de este artículo).

Por otra parte, también es posible, aunque menos, elevar dicha frecuencia modificando la frecuencia base o BCLK, con lo que el producto resultante también será una mayor frecuencia de funcionamiento. Por defecto el BCLK es 100, pero las placas con el chipset z170, y anteriormente los z97 y z87, permiten modificar dicha frecuencia de BCLK, sin afectar por ello además al bus de otros relojes de sistema como los puertos pciexpress o sata.

Gizlogic-ASRock-placas base Hyper OC

Gama de placas Asrock Hyper OC disponibles.

Como es fácil de adivinar, el coste de las placas con este tipo de chipset dedicado para OC, así como el de los micros K, es superior al de otras alternativas más baratas que hacen uso de otros chipset “no aptos para OC” y al de los micros “no K”. Pues bien, la gente de Asrock tuvo la idea de implantar en sus placas base Hyper OC “generadores de reloj” de terceras compañías que permiten practicar OC en placas base con otros chipsets como el B150, o el H170, no diseñados en principio para realizar OC. El resultado es claro, se puede conseguir modificar el BCLK de la placa aunque no contemos con un chipset Z170, algo que a Intel no le ha hecho ninguna gracia. Y es que si este tipo de soluciones se estandariza, el negocio que Intel tiene montado segmentando el mercado de placas en base al chipset podría verse seriamente afectado, consiguiendo que las placas aptas para OC, y que más beneficios generan, dejaran de ser interesantes para muchos usuarios.

No es la primera vez que Asrock intenta algo así. En el pasado ya lanzaron al mercado la serie “Sky OC”, una gama de placas base que Intel consiguió que fueran eliminadas finalmente del mercado, por lo que es más que posible que Intel vuelva a “mover los hilos” para conseguir que Asrock se vea obligado una vez más a dar marcha atrás. Así que si estáis interesados en hacer algo de OC en vuestra próxima máquina y no queréis pagar el sobrecoste de una placa Z170, os recomendamos echar un vistazo a estas nuevas placas base Hyper OC, quizás os podáis ahorrar unos cuantos euros por el camino.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies