¿Por qué debo fijarme en los Hercios de la pantalla de mi nuevo móvil?

Los hercios de la pantalla suelen pasar desapercibidos, pero son uno de los aspectos más importantes que debemos tener en cuenta. Cada vez usamos más el móvil, no solo para chatear, sino también para ver películas e incluso jugar. A la hora de adquirir un nuevo teléfono, los compradores suelen fijarse en muchos aspectos. La batería, la memoria o los píxeles de la pantalla son algunas de las prestaciones que siempre se tienen en cuenta.

Pero ¿sabemos qué son los hercios? Esta característica de las pantallas suscita esta y otras preguntas, y hoy, trataremos de dar respuesta a todas ellas. Son mucho más importantes de lo que parecen y es probable que después de leer este artículo, te fijes mucho más en la oferta de hercios de cada modelo.

¿Qué son los hercios?

Según la unidad de frecuencia del sistema internacional, un hercio (Hz) es el equivalente a un ciclo por segundo. Dicho así no nos dice mucho, pero es bastante sencillo. Un hercio hace referencia a la velocidad con la que se repite un proceso. Si pasamos esto a las pantallas, ya sea de móviles, de televisiones o de monitores, es la velocidad con la que dichas pantallas pueden refrescar una imagen. ¡Ojo! No tienen nada que ver con los procesadores y su velocidad, esto se refiere a la repetición de los fotogramas.

Hercios de la pantalla

Los hercios son uno de los factores más importantes en la calidad de una pantalla

Te preguntarás cómo se realiza este ciclo, pues de nuevo es algo muy sencillo. Cuando estás observando una pantalla, te da la sensación de que está completamente encendida, pero en realidad está todo el rato en un ciclo de apagado y encendido. Este proceso es tan rápido que la visión humana no alcanza a observarlo. Todo ocurre por el fenómeno óptico conocido como persistencia retiniana, que explica cómo nuestros ojos tardan unas milésimas de segundo en procesar una imagen. Para muchos teóricos, este es el motivo por el que podemos disfrutar de todas las tecnologías asociadas a la imagen, como el cine o los videojuegos.

En resumidas cuentas, los hercios determinan a qué velocidad se realizan esos encendidos y apagados para que las pantallas puedan reconfigurar texturas y colores. Si una pantalla tiene 30 Hz podrá apagarse y encenderse 30 veces por segundo, y será una pantalla de baja calidad. Su bajo nivel de hercios hará que la imagen sea menos fluida, por lo que a medida que vayamos subiendo, notaremos una mejoría. ¿Por qué? Ahora lo descubriremos.

¿Es necesaria una pantalla con muchos hercios ?

Los móviles gaming, con más de 60 Hz, ya han llegado. Parece que la industria del videojuego se extiende por todos los sectores y el telefónico no iba a ser diferente. Muchos juegos están empezando a sacar sus versiones para smartphone, pero algunos tienen requerimientos gráficos que muchos móviles no pueden alcanzar. Pero no solo juegos, hay muchas aplicaciones de reproducción de vídeo que ofrecen formatos de una calidad muy alta y también requieren de una buena pantalla.

Para entender todo esto, es necesario introducir otro término, el de los Fotogramas Por Segundo (FPS). Los FPS representan la cantidad de imágenes que el dispositivo es capaz de generar por segundo. A veces tienden a confundirse, pero a pesar de que ambos afectan de lleno a la imagen, son términos muy diferentes. Los hercios muestran dicha imagen, mientras que los FPS son los que se la aportan. Pero son complementarios, es evidente que por muchos FPS con el que cuente un dispositivo, no valdrá de mucho si los hercios no acompañan.

Hercios de la pantalla

Los móviles para jugar son una realidad, como el Asus Rog Phone II

No obstante, no hay que volverse locos con los hercios de la pantalla. Los móviles de 60 Hz están ya a un gran nivel. Por encima de esto, los dispositivos son considerados aparatos preparados y diseñados en su mayoría para jugar. Un ejemplo es el Huawei P40 Pro, que con 90 Hz cuenta con una de las mejores pantallas del mercado. A lo que realmente debes estar atento es a no estar adquiriendo un teléfono móvil contraproducente. Una alta generación de imágenes (Fotogramas Por Segundo altos), acompañado de unos hercios bajos, provocará una pérdida de imágenes que afectará a la calidad de la reproducción.

Tampoco te dejes engañar por teorías conspiratorias, los seres humanos sí pueden apreciar todas estas prestaciones. El límite de la visión humana todavía es fuente de debate, pero sin duda está muy por encima de los 60 Hz. Desde luego, aquellos que pasen mucho tiempo manejando pantallas acabarán notando la diferencia.

Conclusiones

A la hora de comprar un móvil, plantéate cuál es el uso que vas a hacer con él. Si lo quieres para un uso estándar de llamar, contestar mensajes o escuchar música, no es necesario que te comas mucho la cabeza con el tema de Hercios y FPS. Por el contrario, si vas a descargar en tu dispositivo los últimos juegos del mercado, sí que debes realizar el balance entre estos dos aspectos de la imagen. No olvides que, sin un apagado y encendido rápido de la pantalla, da igual los FPS que tu dispositivo quiera reproducir. Aunque para tu tranquilidad, es raro que un modelo de alta gama no esté equilibrado en temas de imagen, pero nunca se sabe.

Los hercios de la pantalla son importantes, eso es algo evidente. Si bien no es lo único que debemos tener en cuenta, no es un aspecto que haya que olvidar. Los avances dentro de este campo son cada vez más rápidos. Las posibilidades aumentan y las empresas aprovechan para introducir novedades. Además, usamos el teléfono para todo, no apartamos los ojos de la pantalla y esto repercute en nuestra vista. Conocer las prestaciones del teléfono que queremos es esencial, y una buena calidad de la imagen, a la larga, es algo que agradecerás.

 

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies