Throwback Thursday: Nero

Ya te has bajado Meteora, tu disco favorito de Linkin Park, ahora coges tu CD virgen Verbatim de la tarrina, lo metes en el lector de CDs de tu ordenador de sobremesa de color beige, abres el Nero y en un ratito podrás escucharlo donde quieras gracias a tu casi nada abultado discman. Esta semana recordamos el software Nero Burner, un clásico de la época de Windows XP.

Música, vídeos, datos, Nero podía con todo

Antes de que los pendrives fuesen prácticamente gratis (en serio, mirad en Aliexpress, es más cara una Cocacola), los CDs mandaban, y mandaban mucho. Empresas como Verbatim nos ofrecían el hardware, pero programas como Nero eran imprescindibles para los usuarios finales.

No hace tanto que los equipos de música empezaron a aceptar el formato MP3 en los CDs. Hasta entonces teníamos que grabar la música que obteníamos de forma legal de manera especial, midiendo la capacidad de los discos compactos en minutos y no en megabytes. Lo mismo ocurría con los DVDs o CDs de vídeo y las famosas carpetas VIDEO_TS y AUDIO_TS que todos recordamos. Nero hacía estas tareas mucho más fáciles.

Los niños de hoy nunca sabrán lo moderno que nos parecía el launcher de Nero.

Los niños de hoy nunca sabrán lo moderno que nos parecía el launcher de Nero.

Es por eso que necesitábamos el Nero y es por eso por lo que se hizo tan famoso. Con una interfaz moderna, un nombre y logo de origen romano y todas las opciones que pudiésemos necesitar (y más), se afianzó como software imprescindible y estuvo presente en la inmensa mayoría de los ordenadores de todos nosotros durante la primera década de los 2000s.

Internet y las memorias USB, la caída de los CDs y de Nero

Sí, sí, lo sé, existe Nero 2016 y no está nada mal, edición de video (básica), soporte para 4k y un diseño similar a Metro. Pero Nero ya no es lo que era, ni lo volverá a ser.

Desde hace un par de años Apple le dijo adiós a las unidades ópticas en sus portátiles y muchos fabricantes también, y no es para menos. Los CDs tienen una capacidad y velocidad de lectura/escritura muy limitada, se deterioran con facilidad y son bastante grandes, mientras que, hoy en día, las memorias USB o el propio internet ofrecen todo lo anterior mejor y reutilizable.

Lo más honesto es agradecerle a Nero todo lo que nos dio, toda la música, películas y/o archivos que pudimos compartir gracias a él, y dejarle morir lentamente en paz.

Hasta aquí el #TBTGizlogic de esta semana. Y tu, ¿Qué echas de menos?

NOTA: Usar Comic Sans MS en la portada es para aportar un toque retro, no una selección que pretenda agradar a la vista.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies