Demuestran cómo el Autopilot de Tesla puede activarse sin conductor

La conducción autónoma está cada vez más de cerca de ser una realidad y marcas como Tesla son algunas de las que más están aportando al sector. Sin ir más lejos, la tecnología denominada Autopilot ya puede probarse en los automóviles de la compañía y rápidamente se ha convertido en polémica al estar involucrada en un fatal accidente el pasado mes.

El sábado 17 de abril en la zona residencial The Woodlands en Spring, Texas, Estados Unidos, un Tesla Model S se estrelló contra un árbol, provocando un incendio y la muerte de dos personas. La policía reportó que no encontró a nadie en el asiento de conductor, por lo que se cree que el modo Autopilot podría estar involucrado.

Una prueba engaña al sistema Autopilot de Tesla

De momento no está claro cuál fue la razón del mencionado accidente y rápidamente Elon Musk negró que Autopilot sea la razón, pues ha argumentado que este modo igualmente necesita “la supervisión activa del conductor”, pues se desactiva si el usuario no pasa sus manos sobre el volante cada diez segundos, obliga a tener el cinturón de seguridad puesto, no supera el límite de velocidad establecido, etcétera.

“En estos momentos, el registro de datos muestra que Autopilot no estaba activado y este vehículo no tenía FSD”, añadió Musk en un tweet el mes pasado. Vale recalcar que aunque todos los automóviles Tesla son compatibles con esta función, hay que pagar un extra para poder utilizarla, incluso con la promesa de un servicio de suscripción a estrenarse en 2021.

Sin embargo, el canal de Youtube Consumer Reports ha publicado un vídeo demostrado lo fácil que es engañar a esta tecnología para que no sea necesario tener a alguien sentado al frente del volante, ya que bastó con abrochar el cinturón de seguridad del piloto, utilizar una cadena, seguros y una serie de contrapesos básicos para que el sistema no se percate en ningún momento de algo extraño.

“Nuestra evaluación no proporciona información específica sobre el accidente de Texas. Pero los defensores de la seguridad y los investigadores de Consumer Reports dicen que muestra que los sistemas de monitoreo de conducción necesitan trabajar más duro para evitar que los conductores usen los sistemas de maneras previsiblemente peligrosas”, indicó el medio al respecto de su análisis.

En conclusión, más allá de las buenas intenciones de los fabricantes al respecto de la conducción autónoma y el tratar de evitar accidentes, la irresponsabilidad de muchas personas podría poner incluso en más riesgos la vida de las personas en la carretera. Tú, ¿crees que la sociedad está preparada para este cambio?

Vía / CNBC

Nos gustaría tener tu opinión

Deje una respuesta

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
GizLogic
Logo