¿Está justificado el cambio de móvil cada año?

No sabemos vivir sin teléfono móvil. Necesitamos tenerlo siempre en nuestra mano. Casi como una parte más de nuestro cuerpo. Esto tiene una sencilla explicación. Los teléfonos actuales son teléfonos inteligentes, comúnmente conocidos como smartphones, que nos permiten realizar varias funciones a la vez y vivir conectados al mundo que nos rodea. Por eso, siempre necesitamos más de ellos. Esperamos alguna nueva novedad que nos encandile y nos deje pegados nuevamente a ellos. Esto es un síntoma claro que puede hacer que en algún momento nos cansemos de nuestro teléfono móvil. Lo que directamente tiene como consecuencia el hecho de que cambiemos de móvil cada año pero, ¿está justificado el cambio de móvil cada año? En este artículo trataremos de dar respuesta a esa pregunta y comprobar si realmente ese hecho está justificado.

Cambio de móvil cada año

¿Está justificado el cambio de móvil cada año?

¿Por qué nos gusta hacer un cambio de móvil cada año?

Pensemos un momento, ¿cuánto tiempo hace que no cambiamos de móvil? La respuesta seguramente sea que relativamente poco tiempo. Ahora bien, valoremos si era realmente necesario cambiar de móvil, seguramente no. En la mayoría de ocasiones, cuando cambiamos de móvil es porque nos aburrimos del que tenemos. Nos cansamos de su estética y de sus prestaciones y siempre sale uno mejor o más nuevo que el nuestro y terminamos cambiándolo. Realmente no hay necesidad, simplemente nos sumamos a la nueva moda. Necesitamos lo último del mercado y lo cambiamos sin más.

Cambio de móvil cada año

¿Por qué cambiamos de móvil frecuentemente?

Aunque suene un poco brusco, la verdad es que somos muy consumistas y cambiamos de móvil sin pensarlo. Por el simple hecho de que queremos tener lo último en nuestro bolsillo. Ser lo más punteros posibles y no quedarnos anticuados. Realmente no hay una explicación lógica al hecho de cambiar de móvil cada año. Es cierto que un móvil no nos va a durar para siempre, pero la mayoría de veces que lo cambiamos no es porque esté roto, si no simplemente está pasado de moda. Veamos ahora algunos motivos que pueden justificar nuestro cambio de móvil anual.

La obsolescencia programada, nos obliga a hacer un cambio de móvil cada año

Seguro que habéis oído hablar alguna vez del fenómeno de la obsolescencia programada. Se suele aplicar  a los dispositivos electrónicos, los electrodomésticos o incluso las bombillas. Consiste básicamente en planificar el fin de la vida útil de estos productos. Normalmente, los fabricantes de este tipo de elementos programa el producto para que pasado un tiempo determinado este se rompa o simplemente deje de ser útil. En muchas ocasiones nuestro teléfono muere incluso antes de cumplir un año de vida. Esto nos obliga a cambiar de móvil antes de tiempo. En esta ocasión, la decisión de cambiar de móvil está plenamente justificada. Es una necesidad, nuestro teléfono móvil está roto, no funciona e irremediablemente necesitamos adquirir uno nuevo. Aunque no sea realmente una decisión propia pues nosotros no somos los que hemos decidido cambiar de móvil. En cierto modo lo cambiamos porque el fabricante decide que la vida útil del producto ha llegado a su fin y es momento de cambiarlo.

La competencia entre fabricantes motiva nuestro cambio de móvil cada año

Aunque parezca un hecho totalmente ajeno a nosotros, las decisiones de los fabricantes inciden en nuestra motivación de compra o cambio de móvil. Cada día las marcas son más competitivas y crean nuevos smartphones de forma casi diaria. Esto afecta al consumidor. La sociedad actual es una sociedad basada en el consumo, ese es su estilo de vida. Si aparece algo nuevo en el mercado lo quiere y siempre trata de conseguirlo. Cada día aparecen nuevos modelos de móviles haciendo que el nuestro quede anticuado. De este modo surge en nosotros la necesidad de comprar uno nuevo. Pensamos que nuestro smartphone no sirve, se queda atrás y terminamos cambiándolo simplemente por el hecho de que en el mercado aparece un modelo superior. Si lo reflexionamos detenidamente, las características de ese nuevo smartphone son bastante semejantes al que ya tenemos.

Cambio de móvil cada año

Casi todos los smartphones son similares entre ellos

Últimamente los avances en telefonía móvil son mínimos, así que no hay gran diferencia entre modelos superiores o inferiores o entre distintas marcas. Por eso, antes de realizar un cambio de móvil cada año o cada cierto tiempo,debemos, no solo valorar si realmente hace falta, también escoger bien por cuál lo cambiamos. Tal vez estemos cambiándolo por uno muy parecido al que ya tenemos, por lo que ese gasto no serviría de nada.

¿Es necesario hacer un cambio de móvil cada año?

La respuesta a esta pregunta es realmente sencilla. Solo tenemos que pensar cuantas veces cambiamos de móvil en los últimos dos años. Cuando lo sepamos tendremos que reflexionar sobre el motivo que nos llevó a hacerlo. Seguramente fuese más por capricho que por necesidad. Es probable que en alguna ocasión haya sido por que nuestro teléfono estaba roto, no servía o simplemente no nos permitía actualizar alguna aplicación. En ese caso estaba más que justificado.

Pero, ¿está justificado cambiar de móvil solo por tener una mínima novedad con un nuevo modelo o por conseguir diferentes prestaciones? En realidad, si trabajamos con nuestro smartphone, o necesitamos una nueva prestación o característica que incorpore un nuevo modelo, nuestra actuación estará más que justificada. Pero cuando utilizamos el móvil para chatear, escuchar música o llamar, el cambio de móvil no está muy justificado. Esas actividades se pueden realizar con cualquier smartphone. No es necesario estar cambiándolo frecuentemente si funciona de forma correcta.

Cambio de móvil cada año

¿Realmente necesitamos un móvil nuevo?

La realidad es que hoy en día, hay una gran competencia en el mercado de los móviles. No solo aparecen smartphones nuevos cada día, si no que también los precios bajan. Esto hace posible que podamos permitirnos hacer un cambio de móvil cada año. Pero si reflexionamos unos segundos, el precio es bajo por un hecho que se observa a simple vista: todos los smartphones son similares. No hay uno que nos aporte una función superior o diferente a otro. Es cierto que algunos poseen una cámara mejor, un sistema operativo diferente o simplemente una batería más duradera. Pero al final todos funcionan para lo mismo. Por eso nuestro consejo antes de hacer un cambio de móvil cada año es que reflexionéis sobre si el cambio es necesario y si ese smartphone nos aporta algo diferente al anterior.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies