Disk Drill: recuperación de datos sencilla y completa.

El mundo de la informática es uno de los más afectados por un señor que ha sido bastante maldecido a lo largo de la historia: Murphy, o dicho de otra manera, si nuestro ordenador puede dejarnos tirados en el peor momento posible, posiblemente lo haga. Pero a pesar de lo que pueda parecer, debemos agradecer a este señor el hecho de que quizás, y solo quizás, gracias a su teorema el ser humano tome precauciones y medidas para evitar los posibles resultados negativos de un determinado suceso. Extrapolando este pensamiento al mundo de la informática, un programa de recuperación de datos es el exponente más claro. Porque los componentes de un ordenador se pueden reparar o sustituir, pero, ¿que pasa con todos nuestros datos, nuestros recuerdos?. Esa tesis doctoral que desaparece el día antes de ser entregada porque se nos ha estropeado el ordenador por culpa de un virus o un apagón, las fotos de ese viaje tan chulo que hicimos con los amigos y que hemos borrado sin querer, el nacimiento de nuestro primer hijo, etc…Todo esto y muchas cosas más son datos valiosos que no se compran en ninguna tienda. Si queremos salir al paso de una calamidad informática, quizás nos venga bien tener en cuenta un programa como Disk Drill, un sencillo y completo asistente de recuperación de datos que puede sacarnos de un buen apuro.

Disk Drill: originario de Apple, ahora también para Windows.

Gizlogic_Disk Drill_3

Disk Drill es un programa originariamente nacido para la plataforma Mac, pero que ahora está disponible para los usuarios de Windows de forma completamente gratuita; y cuando decimos gratuita no hablamos de periodo trial, o de versión básica con opciones “capadas” que solo podremos desbloquear mediante previo pago. Todo, absolutamente todo el programa, es gratuito de forma indefinida, al menos por ahora.

Este programa es bastante sencillo de usar. Nos gusta su interfaz por el simple hecho de que es capaz de integrar bastantes funciones sin pecar por ello de una complejidad de uso elevada. Además, la curva de aprendizaje es muy rápida, ya que nos bastarán entre 30 minutos y una hora de tiempo para hacernos con todas sus funcionalidades, y eso se agradece.

Disk Drill es capaz de detectar todos nuestros discos sin ningún tipo de problema. Y no solo “verá” nuestros discos físicos, sino también cualquier partición lógica o sin formatear que haya dentro de los mismos. El programa funciona con cualquier tipo de sistema de archivos que le pongamos por delante, ya sea FAT, exFAT, NTFS, HFS+ o Linux EXT2/3/4. Además de las unidades conectadas a través de un puerto SATA (o IDE), también detecta cualquier disco externo o pendrive que conectemos a través de un puerto USB así como tarjetas de memoria.

A pesar de una interfaz sencilla, dispone de funciones muy interesantes:

  • Análisis de unidades para buscar archivos que hayamos borrado o perdido. Existen dos clases de análisis, rápido y profundo, dependiendo del tiempo que el programa dedique a “rastrear” la unidad en busca de archivos perdidos. Para entender esta función hay que aclarar que, en contra de lo que la gente suele creer, cuando borramos un archivo, este no desaparece de nuestra unidad de almacenamiento, sino que el sistema operativo simplemente lo borra de una especie de “indice” que el mismo utiliza para poder identificar los archivos guardados. En un sistema NTFS, este índice recibe el nombre de “Master File Table”, y básicamente es el lugar de la unidad donde el sistema operativo anota en que parte de la misma está guardado un determinado dato, su tamaño y quien tiene permiso para leerlo. Así pues, en la mayoría de casos, los datos borrados siguen guardados ahí y la mejor forma de borrarlos definitivamente es escribir nuevos datos encima. Pero aún así, la tarea es complicada, pues como se explica en este artículo, cada bit de información que grabamos, deja un determinado residuo magnético en un disco duro que mediante determinados equipos especiales y algoritmos avanzados, hacen que sea posible recuperar toda o parte de la totalidad de los datos de un disco duro, incluso cuando ha sido sobrescrito (empresas de recuperación de datos). Métodos avanzados aparte, Disk Drill hace uso de algoritmos matemáticos que recuperan la información contenida en la “Master File Table”, encontrando todos esos archivos que creíamos haber borrado y que sin embargo siguen ahí. Hay que tener en cuenta que el programa no hace milagros. Si un archivo se acaba de borrar por error o por un fallo en el sistema operativo, pero no se han guardado nuevos datos encima, la posibilidad de recuperación es prácticamente del 100%; pero sí hemos seguido usando dicha unidad de almacenamiento y hemos guardado nuevos datos, la cosa se complica, y es posible que solo podamos recuperarlos parcialmente o de forma inconexa (fotos corrompidas, vídeos que solo se recuperan en parte, por ejemplo).

 

  • Recuperación de datos: esta posibilidad es independiente de la anterior. Es decir, Disk Drill nos permite ponernos a recuperar todos los archivos que encuentre o solo buscarlos y luego decidir si queremos recuperarlos o no. Además, tenemos la posibilidad de decidir que datos de los encontrados queremos recuperar, pues como es lógico, sería raro que nos interesara recuperar todos los datos que hemos borrado durante la vida útil de la unidad. El programa nos deja decidir en que unidad queremos guardar los datos recuperados, y si pretendemos guardarlos en la misma unidad a recuperar, nos recomienda seleccionar otra unidad de destino, pues como hemos explicado, si sobrescribimos en la misma unidad que queremos recuperar, podríamos corromper o borrar los datos que pretendemos recuperar.

 

  • Recuperación de particiones: una unidad física puede estar dividida en varias unidades lógicas que el sistema operativo detectará como varios discos o dispositivos en el explorador de archivos del mismo. Esta función es especialmente útil para cuando por cualquier razón la tabla de particiones de una unidad de almacenamiento ha sido dañada. Esto puede ocurrir por diversos motivos y dependerá también del tipo de almacenamiento usado, pero las causas más frecuentes pueden ser un fallo físico de un disco duro o dispositivo, un virus o malware que corrompa dicho sector de la unidad o un overclock inestable que ha causado un fallo durante el arranque del sistema operativo. En estos casos, al igual que con los demás datos del disco, las particiones siguen estando guardadas, y se pueden recuperar. Creednos cuando os decimos que esta función os puede salvar de tener que hacer una reinstalación completa de un sistema operativo. Funciona con unidades FAT y NFTS.

 

  • Recovery Vault: Esta última es una función muy curiosa e interesante. Se trata de una especie de archivo de seguridad mediante el cual podemos decidir que particiones o unidades guardaran una copia de seguridad de los datos borrados, para que posteriormente sea más fácil encontrarlos. No es que todo lo borrado se guarde en otra parte del disco, pues entonces nunca liberaríamos espacio, sino que el programa recordará donde estaban los datos borrados, y luego sabrá donde buscarlos para recuperarlos después, disminuyendo el tiempo de búsqueda.

 

  • Creación de imágenes de seguridad: además de poder recuperar datos y particiones, también podremos hacer una imagen clónica de cualquier partición o unidad y guardarla en otra unidad. Especialmente útil cuando tenemos un disco que esta fallando y queremos conservar los datos o cuando queremos migrar un sistema operativo completo a una nueva unidad.

Usando Disk Drill: buenas impresiones.

Gizlogic_Disk Drill

Usar Disk Drill es bastante fácil. El archivo de instalación es ligero, unos 15 megabytes y el proceso de instalación rápido y sencillo. Una vez ejecutado, nos aparece una interfaz principal con todos los volúmenes con sus correspondientes unidades lógicas, además de los espacios sin particionar o las particiones reservadas al sistema.

Con cada una podremos decidir el tipo de escaneo o si queremos que la aplicación se dedique a recuperar datos. Si bien para el escaneo rápido el consumo de recursos es ligero, cuando seleccionamos el escaneo profundo o la recuperación, el procesador se pondrá a plena carga y el disco duro recuperará datos a todo lo que de su velocidad de lectura, con lo cual es recomendable dejar el ordenador tranquilo sin hacer nada más mientras estamos buscando los datos que hayamos perdido. Con una partición de 1 terabyte, nos daba un tiempo medio de búsqueda de unos 45 minutos aproximadamente, aunque esto variará en función del procesador y disco analizado.

También podemos activar el sistema de seguridad anteriormente mencionado (Recovery Vault) hacer una imagen de seguridad, recuperarla o buscar particiones perdidas (si buscamos una partición de sistema, tendremos que hacerlo conectando el disco o ssd en otra máquina para posteriormente volver a instalarlo en su máquina de origen y poder arrancar el sistema de nuevo).

Un aspecto que nos ha  gustado mucho es la posibilidad de pausar una sesión de escaneo o recuperación e incluso guardarla en un archivo para posteriormente poder seguir por el punto que nos habíamos quedado incluso si hemos apagado el ordenador; algo muy útil cuando estamos analizando una unidad de mucha capacidad y necesitamos usar el ordenador para otra cosa o apagarlo por cualquier motivo.

En definitiva, Disk Drill es un programa bastante completo que reúne funciones de otros programas de gestión de discos con las funciones propias de un programa de recuperación de datos, todo ello con un uso muy fácil y versátil. Echamos de menos la posibilidad de crear, borrar o redimensionar particiones o el poder formatearlas sobre la marcha; funciones que si existen en otros programas y que aquí no tenemos, aunque suponemos que no es este su principal cometido. Os dejamos con su vídeo de presentación:

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies