JBL Charge 5 Wi-Fi, nuestras opiniones tras probar este altavoz

Aunque ya tuvimos en su momento a su hermano pequeño, he podido probar también el JBL Charge 5 Wi-Fi. Es un altavoz inalámbrico compacto con una potencia de sonido muy bien trabajada y con un buen apartado de compatibilidad y conectividad. Pero lo mejor es que lo veas.

Características del JBL Charge 5 Wi-Fi

JBL Charge 5 Wi-Fi
DISEÑO
Dimensiones 223 x 97 x 94 mm
Peso 1000 gramos
Colores Negro
SONIDO
Altavoces 30 W + 10 W
Transductor 53 x 93 mm
Intervalo de frecuencias 60Hz – 20kHz
Relación señal-ruido ≥80dB
BATERÍA
Capacidad 52 WH (equivalente a 14.100 mAh)
Reproducción Autonomía hasta 20 horas
CONECTIVIDAD
Bluetooth 5.3 AVRCP 1.5-A2DP 1.3
Otros
  • USB tipo C
  • USB tipo A
  • WiFI 6
OTROS
Otros
  • Certificación IP67
  • JBL One App
OTRAS CARACTERÍSTICAS
Contenido de la caja
  • Altavoz
  • Saco protector
  • Cable USB C-Micro USB C
  • Tarjeta de garantía
  • Hoja de seguridad
  • Manual
Sitio del fabricante JBL.es

Packaging JBL Charge 5 WiFi

Sobre el packaging del altavoz, lo que más me gusta es que resulta bastante compacto. Así, ni engaña ni molesta.

La caja nos muestra una imagen del aparato así como información variada, desde las funcionalidades a temas más específicos como datos de la compañía, los sellos y certificaciones, compatibilidades, etc.

¿Y qué hay dentro? Lo que nos imaginamos. Al abrir la caja (que, por cierto, me encanta en tipo de cierre que hace que no tengamos que estropearla), vemos una fundita blanca de tela en la que se encuentra el altavoz. Si lo retiramos tenemos una caja de cartón con un cable USB y miniUSB y con el manual, garantía y demás instructivos.

A reconocer, la firma utiliza materiales reciclados y de procedencia parcialmente ecológica utilizando, incluso, tinta de soja con certificación.

El contenido que viene con tu compra

El contenido que viene con tu compra

Diseño y construcción

Para el JBL Charge 5 Wi-Fi se mantiene el diseño en forma de cilindro de su predecesor. En este caso se ha fabricado solamente en color negro. Los poquitos detalles que incluye se muestran en naranja, color más que típico de la firma JBL. Por su peso y dimensiones comprobarás que es una pieza bastante compacta, yo me di cuenta incluso antes de desempaquetarlo. Mide 223 x 97 x 94 milímetro y pesa un kilogramo exacto.

Al tacto se siente de muy buena calidad material, con un acabado muy suave en la zona de malla, algo de agradecer y que no siempre se consigue. El resto de la pieza se hace en goma también muy suave, incluyendo una zona inferior que evita el deslizamiento.

Ambos laterales son idénticos

Ambos laterales son idénticos

Al frente tenemos en grande el logo de la firma y debajo una luz de indicación de que el aparato está encendido.

A los laterales, ambos, se incluye un detalle de señal, haciendo ver que se trata de un modelo con WiFI. Este se sitúa sobre una membrana, la cual es muy agradable de tocar cuando el altavoz está en funcionamiento (aunque no es recomendable hacer eso).

Botones de control en la zona superior

Botones de control en la zona superior

En la zona superior encontramos los controles. Son sencillos e, importante, fáciles de pulsar (aunque he visto otros más cómodos).

Tenemos:

  • Moment. Con ella reproduces la lista que tengas activa en la app.
  • Power, con el que apagamos y encendemos. Al encender verás que se enciende tanto el botón como la luz inferior. Además, se producirá un sonido.
  • El botón de activación de bluetooth. Recuerda apagarlo cuando no te conectes por esta vía para no consumir batería extra). Cuando el altavoz se conecta se enciende la luz que hay justo a la izquierda del botón.
  • Play. Si pulsamos una vez ponemos en marcha la canción. Si lo volvemos a pulsar, hacemos pausa. Con una doble pulsación pasamos a la siguiente canción (se mantiene la configuración que tengas en el dispositivo desde el que recibe las pistas).
  • Volumen. Los botones – y + bajan y suben el volumen respectivamente.

Como he dicho, tiene un OSD muy sencillo e intuitivo.

Al dorso están ambos puertos USB

Al dorso están ambos puertos USB

Si le damos la vuelta vemos que detrás se encuentran los puertos USB. El mini sirve para conectar el altavoz a un dispositivo de carga, El grande nos permite que sea el JBL Charge 5 Wi-Fi es que alimente a otro dispositivo.

Sonido

Tengo que decir, a modo de resumen, que la potencia de este altavoz, que es de 40 W en total (transductor de 30 y tweeter de 10 de Harman) está aprovechadísima. Disfrutamos de un sonido muy bueno, algo que ya podemos intuir por su relación señal-ruido, que es alta, situándose por encima de los 80 dB. Además, cuenta con un intervalo de frecuencia de 60Hz – 20kHz; no es el mejor pero está muy bien.

En cuanto a la experiencia sonora como tal, reitero que el altavoz se escucha muy muy bien, sorprendiéndome por las especificaciones que tiene, que no son malas pero no hacen justicia a lo bueno de la reproducción.

El fallo que le pongo, porque hay que ponerlo, es que a máximo volumen los graves trallan un pelín (también lo probé con la enorme Mónica Naranjo, entonces…). Sinceramente, dudo que necesites subir tanto el volumen porque se escucha muy alto, incluso en exteriores, por lo que realmente, al menos para mí, no es un handicap, pero yo lo tengo que comentar.

Por último, algo muy chulo que tiene el JBL Charge 5 WiFi y que hace que, obviamente, mejore la percepción del sonido es que reconoce el ambiente y adapta la salida de audio al lugar donde nos encontramos. La función en sí se denomina autoajuste y se vale de micrófonos duales para optimizar la calidad del audio.

Conectividad y batería

La batería de este altavoz casi dobla la de su predecesor, contando con 52 WH (equivalente a 14.100 mAh). Sin embargo, al ser más poderoso también reclama más y, por ende, la consume con mayor velocidad. Así, su autonomía máxima estimada es de 20 horas de uso convencional. El tiempo estimado para conseguir una carga completa es de poco más de 4 horas.

Ciertamente, el aparato, sin tocar demasiado, pasa las 19 horas. Sin embargo, si lo conectamos por WiFI, estamos constantemente cambiando de dispositivo y, por supuesto, usamos el altavoz para cargar, la autonomía se reduce. Yo, haciendo un poco de todo, lo tuve pasadas 15 horas.

JBL Charge 5 Wi-Fi cargando mi teléfono móvil

JBL Charge 5 Wi-Fi cargando mi teléfono móvil

Como ya hemos ido adelantando y se desprende de su nombre, este modelo, además de contar con bluetooth 5.3 en 5.3 AVRCP 1.5-A2DP 1.3, certifica en WiFI 6, asegurándonos un buen trabajo en doble banda. Aquí puedes ver cómo, efectivamente, el altavoz se conecta de ambos modos sin problema.

Por otro lado, tenemos la app, JBL One App, necesaria si queremos exprimir el aparato como amerita. Es muy básica contando, básicamente, con la información de la pieza que se reproduce, el control del ecualizador y las opciones desde las que puedes escuchar música (Amazon Music, Spotify…), que es lo más interesante. Para esto último, obvio, necesitas estar logueado con tus perfiles.

Aspecto de la app

Aspecto de la app

Muy chulo que el altavoz tiene soporte para Alexa y Apple AirPlay y también puede recibir pistas vía Chromecast, lo que hace que, si bien, en cuanto a conexiones físicas demos con menos y nada, el apartado en general sea bastante completo, haciendo del JBL Charge 5 Wi-Fi un altavoz que se puede disfrutar verdaderamente.

Otros

Un par de puntos más a tratar sobre este altavoz son que puedes seguir usando el dispositivo que hayas conectado sin detener la reproducción, por ejemplo, contestar una llamada, y que certifica en IP67, siendo resistente al polvo y soportando ambientes húmedos y salpicones.

Disponibilidad y precio del JBL Charge 5 Wi-Fi

Voy a dar medalla GizAward de plata al JBL Charge 5 WiFI no porque no sea lo suficientemente bueno, pues, si por mí fuese, me lo quedo de cabeza. Pero sí quiero matizar que hay dos puntos que creo que, manteniendo precio, se podrían mejorar. Uno es la app, que me resulta muy básica. El otro, el sonido del altavoz al máximo. Tampoco me encanta que no cuente con un jack 3.5 mm, que siempre viene bien en aparatos de sonido, pero tampoco lo he tenido tan en cuenta.

Pero esto no quita todo lo que ya he dicho anteriormente. El dispositivo está muy pero que muy bien y sería, perfectamente, una compra que yo misma haría. De hecho, creo que la medalla es aleación de oro y plata.

Gizlogic Awards SILVER para el JBL Charge 5 Wi-Fi

Para hacerte con él tienes varias opciones. Está disponible en en Amazon, donde lo encuentras casi todo, y en otras grandes superficies como son la de El Corte Inglés o incluso también MediaMarkt y otra buena opción está en Fnac.

Si lo quieres ver en funcionamiento, aunque no es exactamente igual, tenemos el JBL Charge 5. Es el modelo base pero sin WiFI y un poco más básico en algunos aspectos como la versión de bluetooth, capacidad de batería…

Altavoz portátil JBL Charge 5 WiFi: Pros y contras

PROS:
  • Potencia del sonido muy aprovechada.
  • Diseño compacto y versátil
  • WiFI y bluetooth actualizados
  • Conectividad sencilla
  • Volumen
  • Soporte variado para apps y funcionalidades
  • Certificación IP67
  • Materiales reciclados

CONTRAS:
  • Se rompe el sonido a máximo volumen
  • Pesado
  • Conectividad física
  • App muy básica

Nos gustaría tener tu opinión

Deje una respuesta

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
GizLogic
Logo