Móviles chinos espías, ¿realmente estamos vendidos?

Si piensas que a ti nadie te espía, los datos que te vamos a dar a continuación te van a hacer cambiar de opinión. En las últimas horas, el mundo se ha paralizado ante la noticia de que más de 700 millones de smartphones podrían estar enviando nuestros datos a lejanas tierras asiáticas. Coloquialmente, se les comienza a llamar como móviles chinos espías y aunque nos suene a película de James Bond, este calificativo no va demasiado desencaminado.

Un agujero de seguridad se ha localizado en el firmware de fabricantes como Huawei o ZTE. La cosa pinta mal.

Huawei y otros fabricantes se renombre se ven envueltos en el escándalo de los móviles chinos espías

Llamarlos móviles chinos espías quizás es exagerado, pero no por ello debemos negar que estamos ante un problema. Pero, ¿de dónde viene el conflicto? Al parecer, según fuentes del New York Times, existe un agujero de seguridad en el código de más de 700 millones de smartphones, oculto bajo una capa del módulo GSM a la que el usuario no puede acceder y que podría estar enviando información personal a China. Ha sido la empresa de seguridad informática Kryptowire quien ha descubierto un comportamiento anómalo en determinados dispositivos.

Tras este código se “esconde” Adups, una compañía de Shanghai que, según investigaciones de Kryptowire, cada 72 horas recibe en su servidor la información de nuestros teléfonos. Entre los datos enviados, se incluyen la localización del terminal, las llamadas o el contenido de los mensajes de texto.

kryptowire

Kryptowire ha detectado un gran agujero de seguridad en determinados móviles

¿Qué hago si tengo uno de estos móviles chinos espías?

El fabricante BLU ha sido el primero en reaccionar y ya ha lanzado una actualización de seguridad; por su parte, ni Huawei ni ZTE han emitido aún ningún tipo de información oficial al momento de redactar este artículo. En cualquier caso, te recomendamos estar atento a la actualidad para conocer la lista de terminales afectados de estas compañías y las posibles soluciones, que en cualquier caso esperamos que lleguen también a través de software.

Un escándalo al que no debemos restarle importancia y que pone en evidencia una vez más la desprotección que sufrimos los usuarios de a pie.

 

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies