¿Son las ondas wifi realmente malas para la salud?

¿Cuántas veces no hemos escuchado la frase “aléjate del router que las ondas wifi son malas para la salud“? Sin ir más lejos, mi madre apaga el router todas las noches porque afirma que ese “aparato” transmite ondas malas para la salud. Pero, ¿son las ondas wifi realmente malas para la salud?

Existen numerosos rumores que afirman que las ondas wifi son malas para la salud, que las antenas wifi pueden provocar enfermedades graves como cáncer, o incluso que las ondas del microondas son malas para nuestro organismo. Estos rumores pueden tener su fundamento en algo bastante lógico, esas ondas wifi llegan a nuestro teléfono por radiofrecuencia. Aunque no sólo se expone el teléfono a radiofrecuencia cuando estamos cerca de él, funciona mediante este mecanismo así que estamos expuestos constantemente a estas ondas, no solo por estar conectados a un wifi o estar cerca de un router. Por tanto, puede que los rumores no sean ni falsos ni ciertos, como ocurre con el caso de los cigarrillos electrónicos, muchos piensan que son perjudiciales para la salud pero no tiene por que ser así, ya lo vimos en uno de los reportajes de Gizlogic, concretamente con IQOS.

¿Cómo funcionan las ondas wifi?

Quizá sea necesario conocer como funcionan las ondas wifi para poder contrastar si son perjudiciales y afectan a nuestra salud. Lo primero que debemos saber es que nuestro teléfono funciona por radio frecuencia esté o no conectado a una red wifi.  Lo que varía en todo caso es la intensidad de esas ondas.

Memoria USB

Veamos, si estamos conectados pero no estamos recibiendo nada, las ondas son muy leves y flojas, casi inexistentes. De igual modo ocurre cuando estamos escribiendo un e-mail o viendo una foto. El problema aparece cuando lo recibimos. Esas ondas aumentan cuando a nuestro teléfono móvil llega algo, ya sea un correo electrónico, una imagen o un vídeo. De todos modos, las ondas que emite un router o una red wifi son menores que las que emiten los dispositivos electrónicos cuando están cerca de nuestro cuerpo. Con dispositivo electrónico nos referimos a las tablets, ordenadores o televisores que tienen conexión a red wifi.

Ondas wifi

Placa de ondas wifi

¿Qué dice la ciencia?

Hay investigaciones que consideran que si esos aparatos electrónicos se encuentran cerca de nuestro cuerpo la emisión de ondas aumenta. Por tanto, podemos afirmar que las redes wifi no emiten una gran cantidad de ondas, pues se encuentran alejadas de nuestro cuerpo cuando las usamos. Así que el problema realmente estaría en los dispositivos que usamos para acceder a ellas.

¿Qué ocurre con los dispositivos?

Recordemos que hoy en día todo funciona por ondas electromagnéticas, la radio, la televisión, los teléfonos, el microondas…Así que nuestro cuerpo está expuesto en gran medida a ellas. Es cierto que en unos casos la exposición será mayor y en otros menor, dependiendo de la intensidad de la onda y de la cercanía de esta a nuestro cuerpo. Es lo que comentábamos anteriormente con el caso del router y las ondas por las que funciona la red wifi, si estamos lejos la exposición y la fuerza de las ondas será menor que si estamos cerca.

El uso del ordenador y las ondas wifi

Si usamos un ordenador de mesa o un portátil nuestra exposición a las ondas wifi no será muy alta. Al igual que ocurría con el teléfono, si estamos lejos del router que emite las ondas la exposición es baja. Pero si nos acercamos muchos al ordenador estamos exponiendo nuestro cuerpo a una mayor cantidad de ondas. Recordemos que la mayoría de aparatos electrónicos funcionan por ondas y que cerca de nuestro cuerpo las ondas aumentan.

El smartphone, el mejor amigo de las ondas wifi

Desde que los smartphones han llegado a nuestra vida vivimos conectados a Internet. La forma más cómoda y económica de acceder a este medio es el wifi.  Nos gusta estar al día de lo que ocurre en el mundo y sentirnos conectados a los demás. Por eso siempre llevamos el teléfono móvil con nosotros conectado a la red. Por tanto, si lo usamos constantemente estaremos conectados continuamente al wifi. De este modo la exposición a las ondas wifi es mayor y perpetua. Nuestro cuerpo se expone así a un riesgo más pronunciado.

¿Son las ondas wifi realmente malas para la salud?

Al acercarnos mucho a un dispositivo la expansión y fuerza de la onda aumenta.

Dormir cerca del router

El mayor foco de ondas wifi nace en el router. A partir de este inofensivo aparato surgen todas las ondas wifi que atacarán, supuestamente, nuestro organismo. Las ondas que emite el router son leves y no dañinas para nuestra salud, varios estudios lo han confirmado. Las ondas electromagnéticas que nos rodean son en su mayoría inofensivas. No vamos a morir al calentar un vaso de leche en el microondas ni tampoco al dormir cerca del router. Lo único que hacen las ondas que emiten estos aparatos es calentar levemente nuestro cuerpo, nada peligroso. Así que no solo estaremos alejados de peligro, si no que a lo mejor pasamos hasta menos frío.

Con esto no queremos decir que sea necesario dormir cerca del router, pero tampoco es necesario desconectarlo cuando vayamos a dormir. Basta con ser prudentes y no someter  a nuestro cuerpo a altas exposiciones de ondas, ya sean de redes wifi o de radiofrecuencias.

¿Provoca cáncer la exposición a ondas wifi?

¿Cuántas veces hemos visto programas de televisión que investigaban muertes por cercanía a antenas? O simplemente reportajes en pueblos donde el número de personas con cáncer es muy  alto y se culpa de ello a las redes wifi.

Es probable que existan antenas que emiten ondas perjudiciales para la salud pero ese no es el caso de aquellas que emiten las ondas wifi. Estas son inofensivas y se ha demostrado que no producen cáncer ni afectan a la salud de aquellos que están cerca.

¿Son las ondas wifi realmente malas para la salud?

Las antenas no son causa directa del cáncer

Conclusión

No está demostrado que las ondas wifi sean realmente malas para la salud. Al contrario, se ha demostrado que su emisión no es perjudicial para la salud y que al exponernos a ellas no sometemos nuestro cuerpo a peligro alguno. Por tanto, podemos dormir tranquilos cerca del router y de las ondas wifi que emite. No moriremos por ello, existen cosas peores como la contaminación, las guerras y el racismo que acabarán con nuestra salud mucho antes que las ondas wifi.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies