Throwback Thursday: El gran Laserdisc

Hace mucho tiempo en un década muy muy lejana… Format Wars [Música de John Williams]. Es un periodo de guerra de formatos. Aquellos basados en cintas magnéticas, como VHS, Betamax o Video 2000 están consiguiendo la victoria. Los fabricantes de cintas han podido saber que Pioneer y Phillips están fabricando un nuevo formato completamente distinto, el Laserdisc. Un disco enorme con mejor calidad de imagen y sonido. Y así, parafraseando (con bastantes licencias) a la entradilla de Star Wars IV, empieza el #TBTGizlogic en el que recordamos a los Laserdiscs.

El Laserdisc lo tenía todo para ganar, menos el tamaño y el precio

Hasta la digitalización de los contenidos audiovisuales los formatos se sucedieron sin cesar. La gran mayoría aparecieron en la segunda mitad del siglo XX.  La historia demostró que antes de recurrir a los ordenadores el formato ganador fue el CD, ya fuera DVD o Blu-Ray o el disco compacto habitual en la música. Por lo que ¿estaba tan desencaminado el Laserdisc?

Con un tamaño casi idéntico al de un vinilo, los Laserdiscs ofrecían una calidad de imagen muy superior a la de las cintas magnéticas e incluso que la de los DVDs. El problema era que cambiar a Laserdisc era muy caro y la oferta tampoco era lo suficiente amplia como para que fuese rentable. Entre los lanzamientos más conocidos y famosos, Jaws (Tiburón), Star Wars y Jurassic Park. Parece que Lucas apostó por este formato, y es normal, cuando inviertes una gran cantidad de dinero en efectos especiales, cuanto mejor sea la calidad más lo disfrutarán los espectadores.

laserDisc vs MicroSD

Pese a su enorme tamaño, 30 centímetros de diámetro, su capacidad, al lado de las MicroSD actuales, resulta muy baja.

Los reproductores eran caros, y si querías la máxima calidad más. Sin embargo, aparecieron aparatos muy interesantes, como reproductores combo con CD, por lo que la inversión resultaba más rentable. Sin embargo, salvo en Japón, donde se llegó a estrenar La Amenaza Fantasma en este formato, el Laserdisc nunca llegó a despegar. La capacidad regrabable y el bajo precio de las cintas VHS reafirmaron su liderazgo.

Ya no hay guerra de formatos, hay guerra de catálogos

La guerra de formatos acabó con el streaming. Ya da igual que seas de Android, iOS, Windows, Mac… lo que importa es quién es tu proveedor. Hemos pasado de elegir cintas, discos o bobinas a decidir entre Netflix, Movistar+, HBO, Wuaki, Amazon Prime… Y aquí la piratería juega un papel mucho más importante.

Aunque, por ejemplo, Prime Video no es compatible con Chromecast, o que, en España, Netflix no tiene los derechos de algunas de sus series, todos los servicios tienen mucho en común. Si bien es cierto que era relativamente obvio que los formatos iba a tratar de reducir sus formatos, predecir el futuro ahora resulta complicado. Seguramente suban las resoluciones y se añada la realidad virtual, pero, ¿Quién será el sustituto de Netflix? ¿Será el contenido de pago? La verdad es que no podemos responder a esas preguntas, solo el tiempo dirá.

Hasta aquí nuestro pequeño homenaje al Laserdisc, un formato olvidado que tenía una calidad brutal y un diseño que evocaba a los 80. La semana que viene más.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies