TomTom, un modelo de negocio arcaico.

Todo viene por una multa de tráfico…

Resulta que estos días me he puesto ha actualizar todos mis “recursos” de navegación. Lo primero que hice fue instalarme la aplicación Waze en mi teléfono, y a la espera de recibir un soporte para colocar el teléfono de manera correcta en mi coche, esta misma mañana he cogido mi no tan viejo TomTom XXL que me costó algo más de 100€ hace tres años, y me he puesto a actualizarlo ya que cada vez que lo encendía me decía que las carreteras habían cambiado.

Enchufo mi TomTom a mi ordenador, actualizo el sistema, y sorpresa, actualizar un mapa cuesta 65€. Yo sabía que hace unos años era así, pero la vida cambia, la tecnología evoluciona, y los modelos de negocio también deben cambiar. Me parece un auténtico robo pagar la mitad de lo que vale el dispositivo para actualizar los mapas. Me parece que el modelo de negocio de TomTom no está a la altura de la evolución tecnológica que hemos vivido en los últimos tiempos: Es arcaico.

No sé si en el ámbito profesional para las personas que trabajan en la carretera esto será una buena inversión, pero estoy casi seguro que no lo es para una persona corriente que usa el navegador gps 4 veces al mes. Entonces, ¿que alternativas quedan?

Memoria USB

Bien es sabido por todo el mundo que los dispositivos gps de tomtom se pueden piratear, y aunque no animo a ello, y yo no lo voy hacer, parece ser que desde la compañía Holandesa no nos dejan otra opción ante la manera con la que pretenden vaciarnos el bolsillo. Eso sí, es ilegal. Ellos podrán decir que hay mucho trabajo para cartografiar los mapas, pero por si no lo conocen, hay empresas que lo hacen y además los ofrecen a todo el mundo de manera gratuita, Google se llama dicha empresa, a través de su servicio Google Maps (que también dispone de navegación).

Los navegadores GPS se quedan en el cajón: Waze.

Otra opción, que es la que voy a utilizar, es Waze, tras unos pocos días de prueba, me parece una aplicación increíble: Información de tráfico en tiempo real, radares fijos, radares móviles, accidentes, sugerencias de rutas en tiempo real, y todo ello gratis.

Por estos motivos, creo que mi TomTom XXL quedará guardado en la guantera de mi coche para ser utilizado en los momentos que no tenga otra opción. Animo a TomTom a que replanteen su estrategia comercial.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies