21 días sin redes sociales: La segunda semana de abstinencia #3

Día 16, sin redes sociales me valdría con un 3310 y un iPod

Ya son 2 las semanas las que llevo sin Redes Sociales. Superado el ecuador de la experiencia nos situamos en la recta final. Tengo, a la vez, ganas de terminar y pereza por ponerme al día de las distintas chorradas que están de moda en las redes sociales. Conocer las últimas técnicas de clickbait y demás cosas que sin ser necesarias, son parte del día a día. Esto es lo que hemos sacado en claro de la segunda semana sin redes sociales.

La adicción a compartir, un efecto colateral de la adicción a los móviles

Habitualmente creemos que la adicción a los móviles solo nos afecta a la hora de usarlo muchas horas y la comprobación de notificaciones. Sin embargo, esta experiencia me ha demostrado que hay algo a lo que sin querer nos hemos acostumbrado.

Los usuarios habituales de Instagram Stories o Snapchat, nos hemos acostumbrado a compartir de forma rápida una foto o vídeo corto. La ventaja de estas dos plataformas es que a las 24 horas desaparecen. Por otro lado, también tenemos Facebook, Twitter e Instagram (publicaciones tradicionales). No llevamos tanto tiempo con móviles con cámara, sin embargo, compartir fotos se ha vuelto algo muy habitual.

Grabar un concierto, fotografiar monumentos y los famosos selfies. No hay fiesta, zona turística, o evento de cualquier tipo en la que no encontremos a alguien haciéndose una foto para compartirla en una de las anteriores redes sociales mencionadas. Os pediría que, si os sentís indentificados con alguna de las situaciones anteriores, antes de compartir una foto penséis si es necesario.

compartir redes sociales

Twitter, Instagram y Facebook, redes en las que compartir es gran parte del uso.

Las redes sociales para la atención al cliente

Esta semana me he visto en la situación de tener que contactar con una empresa y necesitaba una respuesta rápida. A día de hoy, la mejor manera para contactar con una empresa y obtener una respuesta rápida es usar las redes sociales.

La ventaja de usar Twitter o Facebook es que podemos poner en evidencia a una empresa si esta no nos contesta. Es por eso que recurrí a Twitter para solicitar ayuda. De no haberse tratado de algo importante no lo hubiera hecho. Además sé por experiencia que si contactas por correo electrónico tardarán al menos un día en contestar. Es una pena que tengamos que depender de las redes sociales para obtener la atención al cliente más inmediata. Sin embargo también hay que reconocer que es cómodo poder seguir las novedades de las marcas en las redes.

Estás son algunas de las cosas con las que me he encontrado esta semana. He echado de menos compartir ciertas cosas y esperar un feedback. También me he dado cuenta de que las marcas se han acostumbrado a usar las redes. Es cierto que cada días resulta más fácil de superar y la dependencia ha ido desapareciendo (pero aún está ahí). En unos días tendréis la última entrega, no os la perdáis.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies