Adidas abandona los robots y vuelve a la mano de obra humana

Cuando todo hace pensar que las grandes empresas y fábricas en el mundo terminarán haciendo uso de máquinas para la producción de sus productos, Adidas parece ir en la dirección contraria. Y es que en esta semana se ha confirmado el abandono de sus fábricas de alta velocidad basada en robots para regresar a la mano de obra humana (y barata).

Para quienes no conocen de qué se trata esta iniciativa, Adidas tenía tanto en Atlanta, Estados Unidos, como en Ansbach, Alemania, dos fábricas de alta velocidad que funcionaba básicamente sin empleados humanos en el proceso de fabricación. Oechsler, una empresa local especialista en plásticos era la socia en este proyecto pero su acuerdo se terminará para abril de 2020 a más tardar.

Adidas vuelve a la mano de obra en Asia

Adidas Speedfactories

Adidas deja de lado a las llamadas “Speedfactories” en 2020

La gran marca europea ha explicado oficialmente que el volumen de productos fabricado por estas sedes pasará a manos de dos firmas externas ubicadas en el continente asiático, lugar que se conoce habitualmente por tener un costo de producción mucho más barato que en occidente. Allí no solo se crearán zapatillas deportivas sino también se explorarán otras categorías (Adidas ya se ha asociado con otras empresas tecnológicas para wereables como Fitbit Ionic).

Vale resaltar que la intención con el establecimiento de plantas en occidente (aunque estuvieran compuestas por robots) estaba centrada en responder a las históricas críticas del público por sus condiciones de trabajo no éticas a la hora de fabricar sus productos en países subdesarrollados en Asia. En este tiempo el proceso automatizado permitió la creación de zapatillas Futurecraft y la línea AM4 (Adidas Made For) que basado su diseño en las seis ciudades más grandes del mundo y en las creaciones de algunos artistas.

Finalmente, Adidas asegura que aún tiene ganas de explorar el mercado tecnológico, desde modernizar sus otras sedes de producción a lo largo del mundo hasta continuar probando con la “tecnología 4D” con la asistencia de Oechsler, una nueva forma de impresión que ya ha tenido sus primeros prototipos a partir de un par de modelos de zapatillas deportivas.

Vía / Engadget

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies