DesignCap, ¿merece la pena este software de diseño gráfico?

Con el paso de los años los programas de edición de imágenes se han vuelto muy populares y han ganado un renombre en la industria a la hora de ponerse creativos. Sin embargo, para conseguir resultados profesionales se necesitan de conocimientos avanzados que así como de un tiempo de prueba/error que no todos están dispuestos a disponer. Allí es donde entran en escena servicios en línea como DesignCap.

DesignCap es un servicio de diseño gráfico en línea que posibilita acelerar el proceso creativo a la hora de crear todo tipo de imágenes con un estilo profesional. Desde herramientas útiles para el trabajo, marketing para un negocio o evento, e incluso publicitar productos y sorteos en redes sociales con gran calidad, la cantidad de opciones que se ofrecen son tan amplias como sencillas de emplear.

Ventajas de DesignCap sobre el software tradicional

DesignCap

Así luce la pantalla de edición en DesignCap

Acaso el punto más relevante para elegir este servicio se encuentra en la gran cantidad de tiempo que se puede ahorrar a la hora de comenzar con la edición desde cero. Todo está focalizado en una interfaz minimalista desde lo visual que dispone de sus herramientas a simple vista y de forma intuitiva para que cualquier persona entienda cómo funcionan en pocos minutos.

Asimismo, la capacidad de diseñar con un estilo profesional sin llevar adelante una curva de aprendizaje pronunciada se complementa con una gran cantidad de contenidos pre-establecidos para su uso. Esto significa no perder tiempo buscando a lo largo de la web distintas imágenes y recursos estéticos de todo tipo para poder crear una imagen acorde a los altos estándares.

Finalmente, se agradece la actualización constante de DesignCap para adecuarse a las tendencias de Internet y las redes sociales, por lo que las herramientas no solo están adaptadas para los clásicos formatos de diseño gráfico sino también para las imágenes virtuales empleadas en Youtube, redes sociales como Instagram y Facebook, etcétera.

Comenzando con el proceso de diseño

DesignCap

DesignCap adapta el tamaño de la imagen según el uso

Repasando a grandes rasgos el funcionamiento de DesignCap hay que indicar que los usuarios no necesitan descargar ni instalar absolutamente nada a sus ordenadores y solo requieren de un usuario y contraseña para ingresar al apartado de edición desde cualquier navegador.

Así, en la pestaña “Mis diseños” visualizarán todas las ediciones que se hayan realizado anteriormente y guardado, mientras que al seleccionar la opción “Nuevos Diseños” accederán a un apartado para escoger el tipo de imagen que se quiera crear. Lógicamente se puede personalizar el tamaño, aunque se agradece que haya una gran variedad de formatos ya prestablecidos según el uso que se quiera darle a futuro.

De esta manera, en la sección marketing no faltan “posters”, “flyers”, “logo”, “tarjetas de negocios”, “infografías” y varias más que se adecuan al diseño gráfico que se conoce desde hace décadas, mientras que en la sección “Social Media” se incluyen las tendencias de Internet como imágenes artísticas para canales de Youtube y también las miniaturas para los vídeos, portadas para Facebook, Twitter, Tumblr y correo electrónico, etcétera.

Cientos de herramientas visuales

DesignCap

Todas las herramientas de DesignCap están muy bien organizadas en un mismo menú

La posibilidad de ahorrar tiempo en DesignCap está focalizada en las miles de plantillas prestablecidas con una calidad profesional, incluyendo además organización a través de decenas de categorías populares para que sea más sencillo encontrar aquella que se adecua correctamente a lo que cada usuario busca.

Asimismo, cada una de ellas permite una total libertad de edición a partir de un clic sobre el elemento que interesa, pudiendo cambiar su tamaño, posición, rotarlo o eliminarlo de la plantilla, etcétera. También hay un catálogo de miles de imágenes que se pueden adicionar sin tener que perder tiempo buscando en Google u otros servicios de almacenamiento, y lógicamente no falta lugar para subir los propios contenidos guardados en el ordenador.

Para terminar, los fondos de las imágenes incluyen muchas texturas intercambiables muy atractivas, así como posibilidad de editar colores e incluir efecto gradiente, mientras que las fuentes de texto disponibles se adecuan correctamente al ámbito de marketing para que todo luzca mucho más bello que las clásicas fuentes presentes en suites ofimáticas.

Si todo esto no es suficiente, decenas de módulos que combinan visualmente imágenes, iconos y texto facilitan lograr coherencia en los diseños, mientras que no se puede dejar de resaltar las impecables herramientas para generar gráficos modernos y atractivos para infografías y presentaciones para clientes y socios comerciales.

Guardar y compartir automáticamente

Una vez que el proceso esté completado solo hay que elegir qué hacer con la imagen diseñada. Las opciones son tan simples como descargar el contenido directamente en el ordenador para utilizarlo posteriormente como uno desee, o en su defecto, compartir directamente la edición en los perfiles de redes sociales más conocidos.

Asimismo, en cualquier momento es viable guardar las ediciones para seguir con el trabajo más tarde, acceder a los diseños en cualquier momento y desde cualquier dispositivo, o incluso realizar cambios cuando haya fechas y horas involucradas. Cada perfil de usuario es capaz de almacenar hasta mil proyectos.

Respecto a esto último, vale aclarar que hay una opción gratuita que tiene limitación de fuentes disponibles así como guardado de hasta cinco diseños, opción básica a 4,99 dólares mensuales con todos los contenidos habilitados pero límite de subida de 100 imágenes y 100 diseños almacenados, y finalmente la opción Plus a 5,99 dólares por mes que llega hasta mil imágenes subidas y ediciones. Y tú, ¿ya has probado lo que ofrece DesignCap? ¿Qué opinión te merece este servicio de edición gráfica?

1 Comentario
  1. Muy buena introducción.
    ¡Me gusto mucho el articulo! Yo soy Diseñador y trabajo con: Adobe Photoshop, Illustrator y InDesign .
    Yo tengo un tableta gráfica con pantalla XP-Pen Artist 12 . Está un poco desfasado ya, pero aún así va de sobra para trabajar con Illustrator y Photoshop .

    Deje una respuesta

    Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

    ACEPTAR
    Aviso de cookies