Tesla Powerwall: Elon Musk quiere cambiar el mundo, y esperemos que lo consiga.

1 de Mayo del 2015, San Francisco. La compañía Tesla Motors, conocida por ser una de las pioneras en el campo de la automoción eléctrica, ha llevado a cabo un importante y esperado evento. El objetivo: Un futuro mucho más sostenible. Para ello han creado las Tesla Powerwall, baterías de Ion-Litio con control  líquido de temperatura que suponen un paso más hacia la autosuficiencia energética.

Las Tesla Powerwall, están destinadas a instalarse en nuestro hogar y la idea es bien sencilla: en vez de desperdiciar la energía sobrante que producimos con nuestros paneles solares o con cualquier otra forma de autoprodución eléctrica, devolviéndola a la red para luego tener que usar energía eléctrica de dicha red cuando aumenta nuestro consumo (y a un precio más caro); Tesla Powerwall nos permite almacenar nuestro excedente energético para poder usarlo cuando más lo necesitemos, haciéndonos un poco más independientes de las “temidas” compañías eléctricas.

Es más, Tesla Powerwall se conecta a Internet proporcionando a la compañía valiosa información sobre nuestro consumo que permite optimizar nuevos diseños y permitiéndonos también informar a los servicios públicos sobre nuestro consumo de energía, para que el sistema sea lo más transparente posible.

Gizlogic_tesla powerwall_presentacion

Presentación de las tesla Powerwall, baterías para uso doméstico e industrial.

Memoria USB

Las Tesla Powerwall miden 1300 mm x 860 mm x 180 mm, estarán disponibles en diferentes acabados, tamaños y colores y son parecidas a los depósitos eléctricos para el agua caliente, aunque con un diseño más estilizado y moderno. Están diseñadas para poder instalarse en una pared de la casa o del garaje y su peso será de unos 100 kilogramos.

La compañía tiene dos modelos, uno que es capaz de suministrar hasta 10 kWh de energía y otro de 7 kWh. Manejan un amperaje de 5.8 amperios, pudiendo suministrar hasta picos de 8.6 amperios. Su temperatura de funcionamiento va desde los -20 grados hasta los 43º centígrados, lo cual las hacen instalables en la mayoría de hogares.

De momento las Tesla Powerwall se venderán  solo en Estados Unidos, a partir de este verano, a un precio de 3.500 dólares el modelo de 10kWh y a un precio de 3000 dólares el modelo de 7 kWh. No estarán disponibles al resto del mundo hasta el 2016.

El precio no incluye la instalación ni el coste de los paneles solares, aunque dicen que su instalación será sencilla. Además se permite a los clientes instalar múltiples Powerwalls,  hasta un total de  9 en un mismo hogar, con lo que aumentaría de forma notable la suficiencia energética, siempre que fuéramos capaces de producir suficiente electricidad.

Las Tesla Powerwall tienen una garantía de 10 años, que podrá prorrogarse de forma opcional durante otra década extra.

Tesla Powerwall en el futuro: prometedor en general, bastante negro en España.

Gizlogic_car_Tesla Powerwall

Las Tesla Powerwall están diseñadas para ser instaladas en cualquier hogar o garaje.

Con el lanzamiento de las Tesla Powerwall, la compañía ha inaugurado una nueva división llamada Tesla Energy, la cual ya ha firmado algunos acuerdos con otras grandes compañías de la energía sostenible como SolarCity (de la cual forma parte Elon Musk) y Demandlogic.

El objetivo es hacer trabajar sus baterías de la forma más armoniosa posible con las placas solares y mejorar lo máximo posible esta tecnología.

Pero el proyecto no se restringe a los hogares, ya que Tesla también ha presentado las Powerpack, baterías destinadas al sector industrial y que son capaces de suministrar entre los 100 y los 150 kWh.

En lo que se refiere a nuestro país, parece ser que todos nuestros gobiernos se niegan a mirar hacia el futuro, empeñándose en sostener a golpe de ley o decreto modelos de negocio que benefician a las grandes compañías eléctricas. Si a día de hoy ya está prohibido almacenar la electricidad que nos sobre, (salvo que no estemos conectados a la red), se habla de una futura legislación que además cobraría más aún al ciudadano por producir su propia electricidad de forma autónoma, haciendo muy complicado que sea rentable la instalación de este sistema. Esperemos que llegue el día en que nuestros políticos abran los ojos y cambien la legislación pensando en el bien general.

 

 

 

 

 

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies