USB Killer v2.0: Cuidado con lo que conectas a tu ordenador.

El año pasado se habló de una historia bastante desconcertante que pronto se hizo viral por las redes sociales. Un chico había hurtado un pendrive de la mochila de otro chico que estaba en la estación de metro. Un aparentemente inofensivo pendrive con el número 128 escrito con rotulador, que una vez enchufado a su ordenador, se encargó de dejarlo completamente inutilizado. Se supone que a modo de “vendetta”, este usuario escribió el número 129, y siguió los pasos de su predecesor, dispuesto a que aquel terrible invento siguiera fastidiando a todos aquellos amigos de lo ajeno. Su nombre era USB Killer.

La verdad es que no podemos verificar la autenticidad de esta rocambolesca historia, pero lo que si es cierto es que el invento existe y es bastante peligroso. El USB Killer v2.0 es una renovada versión del primer USB Killer, y se caracteriza por necesitar menos tiempo conectado a tu ordenador para dejarlo completamente inutilizado.

El problema del USB Killer es que no se basa en el software, no incluye ningún troyano, malware o virus súper difícil de eliminar no. Se basa en algo mucho más sencillo e irreparable, liberar una descarga eléctrica a través del puerto USB que arrasa con todo lo que pilla a su paso.

El USB Killer v2.0 es obra de un  grupo denominado “Dark Purple”, que se encarga de liberar 220 voltios de mala leche tensión a través de un puerto que trabaja a 5 voltios… No hace falta ser un experto en electrónica para adivinar que dicho exceso de tensión no le sienta demasiado bien ni al puerto USB en sí, ni a todo lo que está conectado a él, ya que supera por mucho, el estándar USB.

Para conseguir esto, el USB Killer v2.0 hace uso de una serie de condensadores y un convertidor de tensión que utilizan el propio puerto para cargarse, para a continuación liberar la fatídica descarga a través del mismo puerto. El resultado, es bastante efectivo:

 USB Killer v2.0 : Poco más de 3 segundos para acabar con todo.

Gizlogic_ USB Killer v2.0

Estructura interna del USB Killer v2.0.

Como habréis visto, este invento no necesita de mucho tiempo conectado a nuestro pc o portátil para causar el daño. Con poco más de 3 segundos, podremos dejar un ordenador completamente inutilizado. Pero ahí no acaba la cosa, ya que no se limita a ordenadores, sino que puede dañar cualquier cosa que tenga un puerto USB, como pueda ser un televisor, una videoconsola, un reproductor multimedia o un smartphone.

Además, parece ser que es más efectivo en ordenadores modernos, pues en éstos, la controladora USB, incluida en el Nortbridge, va incluida en el microprocesador, y no en un chip separado de la placa base. Dependiendo de la calidad de la placa base (sistemas de protección de su circuitería) y de la fuente de alimentación, los daños pueden ir desde un puerto USB chamuscado (si tienes mucha suerte), pasando por una placa base dañada y hasta un procesador que también ha pasado a mejor vida. El disco duro suele ser la pieza menos vulnerable, aunque tampoco está libre de resultar dañado.

La etiqueta v2.0 proviene del hecho de ser capaz de liberar 220 voltios de tensión frente a los 110 votios que liberaba la primera versión del USB Killer.

Para ello, el convertidor de tensión carga los condensadores de USB KIller v2.0 para a continuación desconectarse y permitir que la energía almacenada en dichos condensadores se libere a través del puerto USB, si por casualidad el equipo resiste una primera descarga, vuelve a cargar los condensadores y repite la operación hasta que deja de recibir electricidad del puerto USB, lo que significa que nuestro equipo ha quedado inutilizado.

El USB Killer v2.0 no se encuentra a la venta, y será raro que alguna vez lo esté, pero eso no significa que el peligro no exista, pues no son pocos los foros hablando de este tema e incluso creando tutoriales de cómo fabricar uno. Una vez que el concepto base es conocido, no es demasiado difícil que gente con conocimientos de electrónica y algo de mala leche, puedan replicar el invento. Así que desde Gizlogic os recomendamos prudencia y no conectar a vuestro ordenador, tablet o televisor ningún pendrive que no sea de confianza, porque un virus se elimina con un formateo de disco duro, pero una placa base quemada, casi seguro que acaba en la basura.

 

 

 

 

 

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies