Cómo crear una fuente de texto personalizada para ordenador

Con el paso de los años las suites ofimáticas han ido expandiendo sus contenidos y las fuentes de texto han sido una de ellas, pues a día de hoy se pueden encontrar decenas de tipografías diferentes para elegir por defecto. Sin embargo, quienes busquen un poco más de personalización y específicamente poder utilizar su propia fuente pueden conseguirlo de forma gratuita y en pocos pasos.

Antes de pasar a los detalles hay que mencionar que este servicio se ofrece a través de un sitio web denominado Calligraphr, el cual solo requiere crearse una cuenta, descargar una plantilla y escribir en ella todas las letras que se solicitan para luego escanearla con el móvil. En cuestión de minutos se generará la nueva tipografía para descargarla e instalarla en cualquier ordenador.

Como crear una fuente de texto en simples pasos

Calligraphr

Si uno tiene una bonita letra puede digitarlizarla mediante Calligraphr

Aunque Calligraphr dispone de una versión de pago disponible solo se necesita acceder a la opción gratuita para crear cualquier tipo de fuente de hasta 75 caracteres cada una. Lo único negativo de su servicio es que no se permiten que estas letras salgan unidas ni tampoco se incluyen caracteres como números.

Así, al comenzar con la creación se recomienda optar por la opción “Reducido español” que abarca un total de 74 caracteres con la presencia de símbolos muy útiles como “¿” e “¡”, además de la típica letra “ñ” en mayúscula y minúscula que en otros servicios anglosajones suele olvidarse y hasta vocales con tilde.

Seguidamente la web ofrecerá un archivo PDF que el usuario debe descargar e imprimir para llenar cada uno de los casilleros con su propia tipografía y en un bolígrafo negro que luego permita detectar correctamente cada letra. Por cuestiones de tamaño y posición se incluyen cinco franjas en cada espacio que deberían ayudar a cada usuario a mantener una creación uniforme.

Vale destacar que cada página imprimida cuenta con un código QR y un cuadrado negro en cada esquina que servirá a Calligraphr para detectar correctamente el contenido tras escanearse o tomarse una fotografía con el Smartphone. Este documento debe subirse a la web desde la sección “Mis fuentes” / “Cargar plantilla”.

Para concluir, la fuente creada permite una edición que incluye desde borrar las cinco franjas mencionadas anteriormente hasta modificar el tamaño de cada letra o subir/bajar su posición para que todas queden en la misma línea base. Tras guardar cambios solo queda pulsar sobre “Generar fuente”, ponerle un nombre al archivo y nuevamente hacer clic sobre “Generar” para conseguir la fuente en formato .ttf o .otf.

De esta manera, cualquier software de ofimática como Word será capaz de reconocer esta nueva fuente personal, aunque lógicamente en la versión de ordenador (y no de móviles como Android).

Vía / Calligraphr

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies