Pequefy, la app de compraventa de ropa infantil

Con la llegada del frío y del calor los padres tenemos que realizar grandes inversiones de dinero en renovar el armario de nuestros hijos. Con lo que crecen los niños, la ropa no les sirve de un año para otro y salvo que puedan heredarla de alguien, toca comprarla nueva. Para ayudarnos en este asunto ahora llega Pequefy la app para vender y comprar prendas de segunda mano para niños.

Ropa para niños de 0 a 14 años en Pequefy

Pequefy

Pequefy

Vender y comprar la ropa de segunda mano no es algo nuevo. Muchos padres ya están utilizando diferentes aplicaciones para hacerlo. Sin embargo, Pequefy es una app diseñada para tal fin.

En ella se puede encontrar ropa para niños de entre 0 y 14 años y también podemos vender aquella que no le sirve a nuestros pequeños. La aplicación es compatible tanto con iOS como con Android y ya la podemos descargar.

Memoria USB

Para que todas las operaciones se realicen de manera segura y sencilla Pequefy se encarga de todos los trámites relacionados con el pago. En el caso de que realicemos una venta solo vamos a recibir nuestro dinero cuando se confirme el envío a través de Correos.

Pequefy

Pequefy

Sus creadores describen de esta manera su fácil manejo:

Vender tus prendas a otras mamis o papis en Pequefy es muy fácil, sólo necesitas 60 segundos… Lo mismo que para comprar. Podrás comunicarte en tiempo real, para preguntar lo que quieras, negociar un precio o simplemente para divertirte.

Seguro que el nombre de esta aplicación de recuerda al de otra similar, Chicfy. Es normal ya que ambas pertenecen a la misma empresa. Una app que se ha convertido en un gran éxito, no solo porque permite vender ropa de mujer, sino porque además es una especie de red social. Prueba de ello son las 300 transacciones diarias y las 145.000 prendas que encontramos en ella.

Queda por ver si Pequefy tiene el mismo éxito.

 

1 Comentario
  1. Pues una tomadura de pelo lo de Pequefy. Con el rollo de que ellos no revisan la ropa, cualquiera puede anunciar algo que pinta fenomenal y te llega un vestido, como fue mi caso, superusado y descolorido. Una verguenza. Son unos caradura, se llevan la comisión y cualquiera puede venderte porquería. Ya lo he puesto en conocimiento de las autoridades competentes, porque ya no es el dinero, es que te tomen el pelo.

    Deje una respuesta

    Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

    ACEPTAR
    Aviso de cookies