Pixel 4 XL sufre problemas de lag con su cámara y otros detalles

Malas noticias para los que acaban de comprar el Google Pixel 4 XL en su lanzamiento, pues los últimos reportes que han comenzado a aparecer por parte de usuarios demuestran algunos fallos de funcionamiento que no deberían esperarse en un Smartphone de gama alta. El principal se centra en efectos de lag en la grabación de vídeo con su cámara principal.

Estrictamente Artem Russakovskii, quien forma parte del medio especializado Android Police, ha publicado en sus cuentas de redes sociales los principales problemas con los que se ha encontrado tras solo dos días de uso, algo que además ya ha sido confirmado por otras personas a través de foros como Reddit. ¿Se ha equivocado Google en lanzar el Pixel 4 XL en su estado actual?

Principales fallos de Google Pixel 4 XL

Pixel 4 XL

Pixel 4 XL no mantiene los 30 fps estables durante la grabación de vídeo en 4K

Son distintos puntos los que ya se han reportado, desde un sistema de reconocimiento facial que parece tardarse más de lo esperado para habilitar el acceso al móvil, pasando por una tasa de refresco de 90 Hz para su pantalla que no se mantiene estable y tiene caídas ocasionales, y ahora problemas relacionados con el resultado de la grabación de vídeos.

Vale destacar que Google Pixel 4 XL es capaz de conseguir vídeos en una resolución nativa 4K y con una tasa de 30 imágenes por segundo. Sin embargo, esto no se mantiene en todo momento y fácilmente se pueden detectar la caída de frames en algunos momentos de la grabación. Lo más triste es que este tipo de detalles ya se habían presentado en el Pixel 3 XL, por lo que sorprende que no se hayan solucionado para esta generación.

No solo lo mencionado indica un rendimiento que no está a la altura de las exigencias, pues a nivel de software hay otros fallos como el retardo en la carga de algunas aplicaciones. Por ejemplo, el apartado de Ajustes puede tardar hasta cinco segundos en ejecutarse, mientras que Spotify también necesita más tiempo de la media.

En conclusión, para un móvil que pide más de 800 dólares por él se tratan de problemas que no deberían existir, y más aún cuando alternativas como OnePlus 7 Pro con un costo menor de más de 200 dólares no reflejan ningún tipo de fallos de perfomance. Esperemos que una rápida actualización permita corregir la situación en las siguientes semanas.

Vía / Wccftech

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies