Samsung PM961: la versión OEM del futuro Samsung 960 EVO deja muy buen sabor de boca. (Actualizado)

Actualización: Todos los detalles de los Samsung 960 Pro y Evo aquí.

Aunque Samsung esté estos días en boca de expertos y profanos en la materia por su “problemilla” con las baterías del Galaxy Note 7, lo cierto es que los avances y desarrollos de este gigante de la tecnología en muchísimos sectores del mercado no dejan de sucederse. El último se refiere a una de las áreas donde la carrera del fabricante coreano ha sido más meteórica desde sus inicios, el de las unidades de almacenamiento SSD. Y es que las unidades de estado sólido de esta compañía son un referente por su rendimiento, ecosistema de software, fiabilidad e innovación en el mercado; todo un combinado que se lo pone muy difícil no solo a aquellos que venden unidades SSD fabricadas por otros, sino también a los demás ensambladores; ya que ninguna otra compañía puede disponer de una integración vertical que permita encargarse del diseño y fabricación tanto de la controladora, como de la memoria RAM y la propia NAND flash presente en la unidad. En resumen, que todo queda en casa, y nuestro invitado de hoy, el Samsung PM961, se beneficia de ello.

El Samsung PM961 es una unidad M.2 basada en PCI-Express que está destinada al mercado OEM (ensambladores) y que supone la antesala de un producto retail mucho más conocido: la serie EVO. En concreto hablamos de una unidad que dará lugar al Samsung EVO 960, el cual es más que posible que llegue al mercado el próximo mes con una relación rendimiento/precio que perpetúe la condición de la serie EVO como una de las favoritas de los consumidores a la hora de adquirir una unidad SSD tanto en formato SATA como PCI-Express.

Poniéndonos un poco en situación. ¿que es la memoria V-NAND de Samsung?.

Samsung PM961-Samsung 960 EVO

Hemos dicho que uno de los secretos del éxito de Samsung en este terreno es el de la innovación, y ello se vio cuando fueron los primeros en hacer uso del V-NAND, un sistema de apilado vertical de las celdas de memoria que aumenta la densidad de las unidades, al tiempo que aumenta el rendimiento, la durabilidad y se abaratan costes. Poco después llegaron otros competidores, siendo el sistema 3D NAND, fruto de la alianza de Intel con Micron, su principal exponente.

Uno de los principales problemas con los que este sistema de memoria 3D se encontraba en un principio fue el propio bus SATA, ya que el ancho de banda que permite el SATA 3 (hasta 600MB/s), supone un cuello de botella para esta tecnología. La solución llegó con las unidades que trabajan bajo el bus PCI-Express, ya sea en formato M.2 o SATA Express (para las placas base que dispongan de dicho puerto), o directamente como pequeñas tarjetas que se pinchan en un puerto PCI-Express como si de una tarjeta gráfica, de sonido o cualquier otra controladora se tratara.

El primer dispositivo en hacer uso de un formato M.2 al mismo tiempo que integraba memoria de tipo V-NAND de 3ª generación ha sido el SM961, otra unidad M.2 de tipo OEM que será la precursora del Samsung 960 Pro, y que a día de hoy supone el dispositivo SSD más rápido del mundo (de tipo doméstico y sin recurrir a soluciones con RAIDs de tipo interno). El Samsung PM961 comparte muchas de sus características con aquel, como la nueva controladora Polaris (de la cual se conocen aún muchos de sus detalles), la memoria DDR3 DRAM de bajo consumo y la mencionada memoria de VNAND Flash de la compañía, que en su tercera generación hace uso de un “die” de 48 capas y 256Gbit. A pesar de que aún no tenemos productos retail con este tipo de memoria, Samsung ya está trabajando en la cuarta iteración de este tipo de memoria, que haría uso de un “die” de 60 capas y una densidad de 512Gbit .

Samsung PM961-Samsung 960 EVO

Un vistazo de cerca al PM961.

Polaris (nada que ver con la arquitectura gráfica de AMD) es a día de hoy la controladora NVMe SSD más rápida que existe. Se estima que está integrada por un total de 5 núcleos, pero Samsung aún no ha confirmado este detalle ni la frecuencia de funcionamiento de la misma. Lo único que se sabe es que es capaz de superar el rendimiento del Samsung 950 Pro NVMe SSD (producto retail), aunque en el próximo mes es posible que se sepan más detalles acerca de la misma. Volviendo al Samsung PM961, la única diferencia con el SM961 se encuentra en el uso de memoria V-NAND TLC de 3 bits por celda, en vez de la memoria MLC de 2 bits por celda que se usa en la serie Pro de la compañía y que está presente en el SM961.

¿Y que es la memoria TLC? Pues un tipo de memoria de 3 niveles (Triple Level Cell) que se caracteriza por ser más barata de fabricar, aunque a costa de sacrificar un poco el rendimiento y la fiabilidad de la misma. Las primeras unidades que usaban este tipo de memoria dieron lugar a numerosas críticas en un principio, pero el tiempo se ha encargado de acallar esta mala fama demostrando con pruebas rigurosas que la fiabilidad de las unidades SSD que usan este tipo de memoria, y de los SSD EVO en particular, está fuera de toda duda; ya que cualquier dispositivo con memoria TLC tiene una tasa de fallos y una durabilidad mucho mejor que la de cualquier disco duro mecánico (escribimos desde un 840 EVO con 3 años a sus espaldas y un funcionamiento impecable).

A modo de ejemplo, el Samsung 850 EVO, una de las unidades TLC más famosas del mercado, tiene un MTBF (mean time between failure, tiempo medio antes de fallo) de 1,5 millones de horas, lo que suponiendo un uso continuado de 24 horas al día, nos da un total de 171 años. Si miramos el TBW, (Terabytes Writen o el número estimado de terabytes capaces de ser escritos sin generar un fallo), vemos que la cifra varía entre 75 y 150 TBW según sean unidades 120/250 GB o unidades 500GB/1 TB; lo cual implica un total de 21 años (42 años para los modelos más grandes) escribiendo una media diaria de 10GB, algo alejado de cualquier uso real, todo sea dicho. ¿Suficiente no?.

Un rendimiento que podría superar el del 950 Pro NVMe a menor precio.

Samsung PM961-Samsung 960 EVOUna vez que hemos visto toda la parte técnica inherente a estas novedosas unidades flash, la siguiente pregunta obligatoria es la del rendimiento, para saber hasta que punto son capaces de mejorar estos dispositivos frente a los de generación anterior.

Según sus creadores, los Samsung PM961, que tendrán capacidades de 128, 256, 512 y 1024 GB, serán capaces de ofrecer un rendimiento de hasta 3000 MB/s de lectura y 1150 MB/s de escritura secuenciales, con una tasa de lectura aleatoria 4K de 360.000 IOPS y de escritura aleatoria 4K de 280.000 IOPS. Si nos paramos a mirar al tope de gama de la generación anterior, el Samsung 950 PRO, este se anuncia con unas velocidades de lectura y escrituras secuenciales de hasta 2.2 GB/s y 900 MB/s respectivamente, por lo que al menos sobre el papel, el futuro Samsung 960 EVO será capaz de sobrepasar a la mejor unidad SSD de la generación anterior a un menor precio.

Si pasamos a pruebas reales, y según tomshardware.com (cuyo artículo hemos usado como fuente para redactar el nuestro), en sus pruebas con esta unidad OEM, fueron capaces de alcanzar un rendimiento aleatorio superior al especificado, aunque bajo test concretos que no se corresponden con el uso real del dispositivo. Y es que parece ser que el propio sistema de archivos usado por Windows (NTFS) supone una limitación al rendimiento máximo que pueden alcanzar este tipo de dispositivos. Otro aspecto a tener en cuenta es que la mayor latencia de la memoria TLC puede suponer un rendimiento menor al del 950 Pro en según que escenarios, a pesar de las cifras teóricas del dispositivo.

Samsung PM961-Samsung 960 EVO

Si miramos el rendimiento del SM961 (analizado también en dicha web), vemos que la versión MLC que dará vida al Samsung 960 Pro es capaz de ofrecer (al menos en u versión de 1TB de capacidad) unas lectura y escrituras secuenciales de 3,200 MB/s y 1,800 MB/s, lo que sobrepasa el rendimiento de cualquier otra unidad retail NVMe PCIe 3.0 x4 SSD del mercado. En lo que se refiere al rendimiento aleatorio, el SM961 ofreció unas tasas de lectura y escritura de 450,000 y 320,000 IOPS, cifras de auténtico récord.

De los datos anteriores sacamos dos conclusiones, la primera es que el futuro 960 Pro NVMe va ser una unidad muy deseada por los amantes del rendimiento extremo, la segunda es que el 960 EVO (basado en el Samsung PM961), con sus cifras de 3000 MB/s de lectura y 1150 MB/s de escritura secuenciales, y de 360.000 IOPS/280.000 IOPS de lectura y escritura aleatoria 4K, supondrá la posibilidad de tener un rendimiento muy cercano al modelo tope de gama a un precio más comedido, erigiéndose como el producto más deseado para aquellos que buscan rendimiento/precio y que prefieren una unidad de mayor capacidad a costa de sacrificar algo de rendimiento.

¿Comprar un Samsung PM961 o esperar al Samsung 960 EVO?.

Samsung PM961-Samsung 960 EVO

Pues aunque a veces es posible comprar estos dispositivos OEM a un precio bastante menor que sus versiones retail, lo cierto es que es más que recomendable pagar un extra por la versión retail del Samsung PM961. Y es que aunque esta unidad dispone de un nuevo modo de baja energía L1.2 y de otras características como la tecnología TurboWrite” (aumenta la escritura secuencial), habrá que esperar al Samsung 960 EVO para tener compatibilidad con el conocido “Rapid Mode” (usa la memoria RAM del sistema a modo de caché ultrarápida), encriptación por hardware AES de 256 bits y soporte en el driver NVMe de Samsung así como en toda la suit del fabricante, que incluye el “Samsung’s Magician” y su aplicación de clonado “Samsung Data Migration”.

En lo que se refiere al precio, los chicos de tomshardware.com se hicieron con una unidad del Samsung PM961 de 512 GB por un precio de 313 dólares, aunque ellos mismos recomiendan esperar a la versión retail debido a que la baja disponibilidad de esta dispositivo supone pagar un sobreprecio por el mismo, por no hablar de la inexistente garantía. Si tenemos en cuenta los 330 euros que cuesta el actual 950 Pro, no sería descabellado esperar un precio definitivo de mercado de unos 250 euros para el 960 EVO en su versión de 512 GB, un precio bastante atractivo para el primer dispositivo EVO compatible con NVMe, el cual se venderá tanto en  formato M.2 NGFF-280 como en tarjeta PCI-Express 3.0 x4 para aquellos compradores que no cuenten con dicho puerto M.2 en sus torres o portátiles. No sé vosotros, pero yo creo que ya sé cual será la próxima unidad de sistema del GizPC.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies