Xiaomi Gamepad, hemos estado jugando con él

Continuamos imparables esta semana probando una gran variedad de dispositivos para darte nuestras opiniones. Después de la Xiaomi Mi Band 1S o el Huawei Honor Zero, entre otros, llegamos ahora con una review sobre el Xiaomi Gamepad, uno de los accesorios de Xiaomi más populares… y lo cierto es que motivos no le faltan.

El Xiaomi Gamepad es uno de esos gadgets que en cuanto se cruzan en tu camino sabes que pronto caerá en tus manos: útil, barato y con el sello Xiaomi, siempre un sinónimo de calidad y buena garantía.

Nos metemos en faena y te contamos qué nos ha parecido el Xiaomi Gamepad, un dispositivo que nos deja muy buenas impresiones y algún que otro pero.

Diseño del Xiaomi Gamepad

Cuando desembalamos nuestro paquete, vemos la clásica caja de cartón de Xiaomi sin grandes atractivos ni elementos que desvíen la atención, tan solo su logo MI en un tamaño bastante pequeño. La abrimos y encontramos en un primer lugar el mando apoyado sobre un pequeño molde de plástico que consigue que no se mueva durante el transporte. Bajo él, un escueto manual de instrucciones y dos pilas que nos permiten empezar a jugar en este mismo instante.

Xiaomi Gamepad

Primera imagen cuando abrimos la caja del Xiaomi Gamepad

Nos encontramos a primera vista con el clásico mando convencional de videoconsola, con un diseño muy similar a otros como los de la XBOX One o la PS4. Fabricado en color negro y con un cuerpo firmado por Samsung, es muy ligero y suave al tacto.

En el frontal, cuenta con una cruceta direccional, cuatro botones A/B/X/Y, botón MI de encendido/apagado, dos pequeños botones atrás y menú y dos joysticks con movimientos de 360º. En el frontal superior aparecen los también clásicos botones L1/L2/R1/R2 para tener más acciones variadas a la hora de jugar.

Entre estos botones L y R aparecen dos discretas hendiduras en las que le podemos acoplar un adaptador para colocar nuestro smartphone y jugar de una manera más cómoda. Asimismo, en la parte trasera encontramos el hueco para las pilas, El Xiaomi Gamepad funciona con 2 pilas de tipo AA.

A pesar de su color negro, el acabado es mate por lo que no se quedan las huellas y mantiene siempre un aspecto limpio. Sus dimensiones son de 156 x 104 x 65 mm y su peso de 220 gramos.

Xiaomi Gamepad

Vista trasera del Xiaomi Gamepad

Características técnicas del Xiaomi Gamepad

  • Sensores: 3 sensores de gravedad y doble motor de vibración
  • Conectividad: Bluetooth 3.0
  • Distancia: 10 metros
  • Compatibilidad: Smartphones, tablet, PC,  TV Box y Smart TV
  • Dimensiones: 156 x 104 x 65 mm
  • Peso: 220 gramos
  • Contenido del paquete: 1 x Xiaomi Gamepad, 2 x Pilas AA, 1 x Manual
Xiaomi Gamepad

Xiaomi Gamepad y su manual de instrucciones

Compatibilidad del Xiaomi Gamepad

A la hora de comprar un nuevo control remoto de estas características, lo más importante debe ser siempre tener en cuenta su compatibilidad con nuestros dispositivos. Incluso aunque a día de hoy lo queramos utilizar solo con uno en concreto, lo ideal es comprar alguno que funcione con casi cualquier aparato con pantalla que tengamos en casa para evitar que se nos quede obsoleto a la primera de cambio.

El Xiaomi Gamepad nos ha sorprendido enormemente en este sentido. Realmente fácil de vincular, tan solo tendrás que pulsar el botón MI y seleccionar el nuevo dispositivo bluetooth que detecte nuestro aparato principal (es posible que en lugar del nombre Xiaomi veas unas letras chinas). No necesita configuraciones extra para poder jugar. 

Lo hemos probado en smartphone, tablet y portátil, pero según sus especificaciones técnicas también funciona con TV Box y Smart TV. En definitiva, lo único que necesitas es conexión Bluetooth para disfrutar de este nuevo controlador remoto de videojuegos.

Xiaomi Gamepad

Listo para jugar: solo necesitarás vincularlo por bluetooth

Jugando con el Xiaomi Gamepad, ¿qué nos ofrece?

Como ya hemos dicho, en nuestro primer cara a cara con el Xiaomi Gamepad nos deja una opinión muy positiva que se mantiene mientras jugamos con él. Es bastante ligero y muy suave, haciendo confortable la experiencia de juego. La calidad de los materiales se nota bastante buena, si tienes reticencias por tratarse de una marca china, aunque Xiaomi ha demostrado con creces que es una marca de calidad, viene avalado por Samsung y Bosch, los responsables de la fabricación del cuerpo y los sensores.

Uno de los títulos con el que lo hemos probado es el Tomb Raider II para Android y además de ser infinitamente más cómodo que utilizar el control táctil de la pantalla del móvil, la gran ventaja de estos gadgets es que no nos quita espacio en la pantalla. Al detectar el mando bluetooth, el juego borra automáticamente los botones que normalmente ocupan buena parte de la pantalla cuando jugamos con nuestros dedos.

La fluidez es bastante buena y en ningún momento hemos tenido problemas para hacer que nuestro personaje se desplace, dispare, corra o salte. Además, cuenta con doble motor de vibración, un plus añadido que una vez que lo pruebas resulta fundamental para mejorar la experiencia. ¿Qué significa esto? En cada uso de los “mangos” del Xiaomi Gamepad hay un motor independiente de vibración, muy útil por ejemplo en los juegos de carreras para saber en qué lado del coche nos han dado o en los de acción para detectar por dónde vienen los disparos.

Xiaomi Gamepad

Se echa en falta un soporte donde colocar nuestro smartphone

Un detalle de agradecer es que el paquete del producto incluya 2 pilas para empezar a jugar. Sobre el debate de si es mejor pilas o batería, personalmente en este caso prefiero las pilas: evitamos tener otro cargador más y otro enchufe ocupado y realmente la autonomía es bastante buena como para que nos duela gastar el dinero en un par de pilas muy de vez en cuando.

Según la información del fabricante, la autonomía puede llegar a durar hasta 365 días en stand by. Evidentemente no nos ha dado tiempo a probarlo tanto, pero sí que le hemos dado un uso bastante bueno durante 1 semana y sigue funcionando. Hemos investigado por algunos foros y los usuarios que ya lo tienen más tiempo aseguran que puede durar en torno a 80-90 horas en uso.

El único pero del Xiaomi Gamepad

Nos ha gustado mucho este mando bluetooth aunque sí hay un pequeño pero que destacar. Al contrario que otros mandos, no incluye el soporte para smartphone, por lo que si no contamos con un sitio estable donde colocarlo y queremos jugar por ejemplo tumbados en el sofá, será algo incómodo e incluso rozará lo imposible.

Disponibilidad y precio del mando Xiaomi Gamepad

Como cualquier producto de Xiaomi, se puede encontrar en multitud de webs de la red de redes, normalmente en webs asiáticas o españolas si algún vendedor/tienda lo ha importado.

Recomendamos su compra en Banggood, donde lo hemos adquirido nosotros y todo ha ido como debería, sobre ruedas. El precio es bastante bueno y el envío ha sido relativamente rápido para venir desde China, podéis echarle un vistazo en este enlace.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies