Huawei Mate 30 Pro: análisis del smartphone más polémico del año

Pantalla de 90 Hz, carga rápida de 40W, grabación de vídeo a 7.680 fps o desbloqueo facial 3D son algunas de las características más destacadas del nuevo Huawei Mate 30 Pro. La compañía china ha sabido crear el tándem perfecto combinando las tecnologías más innovadoras del momento con un diseño realmente icónico (algo a lo que ya nos tiene acostumbrados la gama Mate) y, sin embargo, es también su producto menos “vendible”. Huawei Mate 30 Pro no es para todos, pero sí es el móvil por el que todos suspiraríamos.

En esta ocasión no es el precio el que pone freno a tus ilusiones, si no la ausencia de los famosos Google Play Services. ¿Es realmente un smartphone útil en la práctica? ¿Puedes usarlo con total normalidad? Nosotros ya lo hemos probado y te contamos en este análisis en español del Huawei Mate 30 Pro cómo ha sido nuestra experiencia, cuáles son sus puntos fuertes y débiles y si te lo podemos recomendar.

Primeros momentos con el Huawei Mate 30 Pro: contenido de la caja… y a tocar su software

Empezamos este análisis contándote como son esos primeros momentos con el Huawei Mate 30 Pro. En mi caso, iba con el firme convencimiento de usarlo tal cual viene de fábrica, es decir, con los HMS (Huawei Mobile Services) y la App Gallery como centro de descarga de aplicaciones. No fue así.

Huawei Mate 30 Pro

La caja del Huawei Mate 30 Pro mantiene la misma línea estética de otros modelos de gama alta de la compañía: caja negra y letras en dorado. En su interior, nos encontramos con el propio smartphone, además del pincho para la SIM, cable USB C a USB, adaptador de corriente SuperCharge de 40W y unos auriculares USB C, muy modestos, pero muy cómodos y con calidad más que aceptable para venir como regalo en la caja. Nada más. Echamos en falta una funda y desconocemos si la unidad final para el público la incluye. En nuestro caso, las unidades de prensa no cuentan con ella.

Encendemos el Huawei Mate 30 Pro y ya empezamos a notar las primeras diferencias en el software respecto a otros modelos de la competencia. Debes introducir tu ID Huawei de forma obligada y realizar los ajustes básicos de configuración (WiFi, copia de seguridad desde otro dispositivo si así lo deseas, etc.). ¿Y nuestra cuenta de Google? Tal y como nos imaginábamos, no nos la pide por ningún lado.

Huawei Mate 30 Pro

Una vez tenemos el móvil configurado, vemos que la pantalla principal está repleta de apps propias de Huawei, como parte de sus HMS para ofrecer un servicio global a los usuarios. Vamos a App Gallery y buscamos nuestras apps de cabecera para comenzar a descargarlas. Problema. La mayoría de las que usamos en nuestro día a día no están: ni las de mi banco, ni Whatsapp, ni Telegram, ni Instagram… Tratamos de recurrir a la descarga de las APKs mediante APKmirror, pero en muchas de ellas, para su pleno funcionamiento, notamos que necesitamos de los servicios de Google.

Y aquí es cuando nos damos cuenta de la dependencia tan absurda que tenemos con Google, algo que nos debería hacer reflexionar más allá de si este smartphone nos permite utilizar estas apps o no. A pesar de mi propósito inicial, en apenas dos horas desisto y comprendo que para poder utilizar el smartphone de forma cómoda necesito estos GMS.

Huawei Mate 30 Pro

Aunque el Huawei Mate 30 Pro no venga con los servicios de Google preinstalados se pueden instalar sin ningún problema y poder, así, utilizar nuestro smartphone de una forma casi totalmente normal. Casi. Después de seguir esta guía para instalar los Google Play Services en Mate 30 Pro podría resumiros la experiencia en que el funcionamiento del móvil cuenta con una “normalidad” del 90%. ¿Qué me falta?

Después de varias semanas de uso con el Huawei Mate 30 Pro me ha resultado imposible utilizar Google Pay, Voice Match (la parte de control por voz de Google Assistant) y la app de mi banco. He tenido algunos problemas con Netflix, que aunque aparece en el Play Store no deja descargarlo ya que el dispositivo no está certificado por Google. En este caso, si instalamos la build 15145 de la actualización Netflix 4.16.1 conseguimos que funcione. Eso sí, ten en cuenta que es una versión de mayo 2017, por lo que algunas funciones actuales no están disponibles.

En resumen, el Huawei Mate 30 Pro es un smartphone totalmente funcional, que puede disponer de los servicios de Google con una pequeña acción por parte del usuario, por lo que esto no debería ser un obstáculo para disfrutarlo si te gusta el dispositivo. Tiene ciertas limitaciones en el apartado del software, es cierto, pero está en tu mano valorar si para ti es algo vital o secundario.

Diseño del Huawei Mate 30 Pro: icónico y resbaladizo

Huawei ha sabido diseñar un smartphone precioso, me atrevería a decir que es uno de los más bonitos de este año y posiblemente el más bonito de todo su catálogo particular.

Su formato panorámico de 18.4:9 nos hace perder esa sensación de “grandeza” que siempre acompañaba a la familia Mate y nos ofrece un diseño más similar a los P30. El agarre es muy cómodo y natural, pero cuidado, porque resbala. Y mucho.

Huawei Mate 30 Pro

Si miramos sus costados, encontramos una casi total ausencia de botones, manteniendo solo un botón, en la parte derecha del terminal y con un bonito resalte en color rojo valentino. ¿Dónde están los botones de sonido? No existen. Se accede a ellos con un par de toques en los laterales del dispositivo, un detalle que nos ha parecido muy curioso y que nos ha gustado mucho. En la parte inferior encontramos la ranura para tarjetas nanoSIM y tarjeta de memoria NM Card, el puerto de carga USB Tipo C y el altavoz.

La trasera es realmente bonita. Huawei ha hecho un trabajo impecable a la hora de conseguir un dispositivo con un diseño original y muy agradable a la vista. Como en anteriores modelos, la cámara vuelve a ser el centro de todas las miradas. Se ubica, en esta ocasión, en la parte central superior del dispositivo, en forma de un gran anillo que alberga las cuatro lentes. Junto a ella, en la esquina superior izquierda, encontramos el flash y el distintivo de Leica.

El anillo de la cámara del Huawei Mate 30 Pro tiene un efecto brillante llamado halo que varía según cómo le incida la luz y es muy muy bonito. Deja una sensación premium del terminal, al igual que lo hace su pantalla curva llevada al extremo, de la que vamos a hablar con más detalle en el siguiente punto.

Huawei Mate 30 Pro

El diseño nos ha encantado, pero no es perfecto. El mayor punto en contra lo encontramos, una vez más, en su deficiente tratamiento oleofóbico. La parte trasera se llena de huellas desde el minuto cero y aunque quedan algo disimuladas por el efecto brillante del terminal, no es suficiente.

Pantalla: 88 grados de curvatura

Huawei habla de “experiencia inmersiva” gracias a su pantalla con 88 grados de curvatura en ambos lados (esta es la razón por la que se han eliminado los botones físicos y se han sustituido por botones virtuales). Y es precisamente su pantalla uno de los puntos que más nos han gustado de este smartphone.

El Huawei Mate 30 Pro tiene un tamaño de 6.53 pulgadas y una proporción cuerpo / pantalla del 94%. Una auténtica locura, para que te hagas una idea, su principal competidor, el Samsung Galaxy Note10+, cuenta con una proporción cuerpo / pantalla del 91%.

Huawei Mate 30 Pro

Es un display de tipo OLED, con un menor consumo y unos colores más brillantes y realistas. La resolución alcanza los 1.176 x 2.400 píxeles, la relación de aspecto es de 18.5:9 y la densidad de píxeles de 409 ppi. Cuenta con una protección Corning Gorilla Glass 6.

Uno de sus puntos más positivos es que alcanza una tasa de refresco de 90 Hz, algo que tiene ventajas no solo para los gamers (el público con el que más se han relacionado las ventajas de las mayores tasas de refresco), también para el resto de usuarios, con una interfaz mucho más rápida. Esto provoca un mayor consumo de autonomía, pero es un aspecto en el que el Mate 30 Pro va sobrado, así que genera más ventajas que inconvenientes.

En la parte superior encontramos un notch estrecho y alargado, donde se alberga el sensor para el control de gestos, la cámara frontal y el sistema de reconocimiento facial 3D.

Debajo de la pantalla también hay vida. Huawei ha incorporado dos tecnologías bastante modernas. El sensor de huellas en pantalla, en el que notamos una mejoría muy evidente respecto al que montaba el Mate 20 Pro, mucho más rápido y efectivo, y el altavoz bajo la pantalla, como ya vimos en el Huawei P30 Pro.

Huawei Mate 30 Pro

Además, es una pantalla muy configurable. Permite al usuario “activar / desactivar” el notch y los bordes mediante software, usar el modo siempre en pantalla, utilizar el modo oscuro, cambiar la resolución para mejorar la eficiencia del terminal…

En la práctica nos encontramos con una pantalla de alta gama, de las mejores que existen hoy en día en el mercado, y que deja una experiencia de usuario impecable. Tanto en interiores como en exteriores, se comporta de forma excepcional, con buenos ángulos de visión, un nivel de brillo que te costará poner al máximo y una calidad de imagen muy muy buena.

Huawei Mate 30 Pro

Como extras, merecen mención especial dos funciones que hemos probado y que, si bien no son perfectas porque no trabajan el 100% de las veces que deberían hacerlo, son dos tecnologías muy interesantes. Hablamos de la rotación de la pantalla según el movimiento de nuestros ojos (muy útil, por ejemplo, si estamos cocinando y tenemos el móvil sobre la mesa, no tendremos que tocarlo para que sea la pantalla la que gire según dónde nos encontremos) y de la privacidad si entra una notificación y el sistema detecta que hay más ojos mirando aparte de los nuestros. No te confíes demasiado con esto, ya que no siempre funciona y te puedes llevar un disgusto.

Rendimiento: Kirin 990 se estrena y se luce

Como suele ser habitual, la familia Mate estrena procesador propio de la casa y en esta ocasión monta un Kirin 990, un SoC de 7 nanómetros con una arquitectura dividida en tres clústeres (2 x Córtex-A76 @ 2.86 GHz, 2 x Córtex-A76 @ 2.09 GHz y 4 x Córtex-A55 @ 1.86 GHz). Como GPU utiliza una Mali-G76 MP16 y viene acompañado por 256 GB de almacenamiento interno y 8 GB de memoria RAM.

¿Podemos ampliar el espacio de almacenamiento? Sí, pero ojo, porque utiliza, como viene siendo habitual en su gama alta, la tarjeta propia NM Card, hasta 256 GB adicionales.

Huawei Mate 30 Pro

Datos aparte, ¿cómo se comporta el terminal? Pues exactamente tal y como esperamos de un smartphone de más de 1.000 euros: gran fluidez, sin problemas en multitarea y capacidad para mover cualquier app que se le ponga por delante. Hemos probado, además, diferentes títulos de juegos (PUBG Mobile, Cluedo, Game of Life, Love Balls, Mario Kart) para ver cómo se desenvuelve con distintos escenarios y sin problema con ninguno de ellos. Sí que hemos percibido un pequeño calentamiento en la parte central a partir de los 30 minutos de juego, sin embargo, nada preocupante ni que moleste. En juegos lo más molesto puede ser el sonido, ya que al estar situado el altavoz en la parte inferior del marco es muy fácil taparlo con la mano sin querer.

Y como sabemos que os gustan las cifras, os dejamos, como siempre, su puntuación en el test AnTuTu, en modo máximo rendimiento.

antutu huawei mate 30 pro

Cámara del Huawei Mate 30 Pro: la joya de la corona

Uno de los mejores aspectos de Huawei es su enfoque en la fotografía móvil. En modo noche y en zoom no tiene rival y en este nuevo dispositivo nos ha sorprendido gratamente los avances que ha hecho en cuanto al apartado del vídep.

En vídeo, hay muchas opciones para que el usuario se luzca y pueda hacer vídeos artísticos: con desenfoque del fondo, grabación doble con zoom y sin él (dos vistas), con filtros y el mejor de todos, la grabación superlenta. Huawei ha roto todos los esquemas congelando el tiempo con su grabación a 7.680 fps. ¿Útil? No sabría deciros, más allá de la curiosidad inicial. Pero lo cierto es que con esta cámara se pueden captar unas escenas nunca antes vistas. El vuelo de un pájaro, una gota de agua cayendo… Espectacular.

Además, se ha mejorado la estabilización de vídeo y la grabación por la noche, dos pequeños aspectos que flojeaban un poco en anteriores dispositivos de la casa.

Vamos con la cámara. Repasamos brevemente su configuración técnica y entramos en faena mostrándote fotos que hemos hecho con él durante nuestro análisis. Las fotos están en modo galería y sin retoques. Puedes pinchar en ellas para verlas en tamaño más grande y si nos lees desde móvil, desliza para ver la galería completa.

Cámara trasera:

  • 40 MP, f/1.6, 27mm (wide), 1/1.7″, PDAF, OIS
  • 8 MP, f/2.4, 80mm (telephoto), 1/4″, PDAF, OIS, 3x optical zoom
  • 40 MP, f/1.8, 18mm (ultrawide), 1/1.54″, PDAF
  • 3D TOF camera
  • 2160p@30/60fps, 1080p@30/60/120fps, 1080p@960fps, 720p@7680fps, gyro-EIS

Cámara frontal:

  • 32 MP, f/2.0, (wide)
  • 3D TOF camera
  • 1080p@30fps

En fotografía diurna, obtenemos unos resultados casi perfectos. Buena reproducción del color, imágenes nítidas, sin ruido y posibilidad de activar el HDR y jugar con la IA. Como consejo general, el HDR siempre mejora la fotografía, mientras que la IA recomiendo activarla para escenarios con muchos elementos (por ejemplo, un paisaje), pero desactivarla en primeros planos (una comida, unas flores…).

Aquí os dejamos una muestra para que veáis la fotografía con HDR y sin HDR.

Vamos ahora con las pruebas de zoom. Huawei Mate 30 Pro alcanza los 30x aumentos, aunque es cierto que la cantidad máxima no da buenos resultados, hasta 10x estamos muy contentos con el resultado. No tiene rival en cuanto a zoom. Mención especial también a su gran angular, que nos permite hacer tomas muy buenas, especialmente en fotografía de viajes.

Turno de la fotografía nocturna, otro de los grandes aliados de Huawei. El Mate 30 Pro cumple con lo que podemos esperar de un modo noche que domina el mercado. En los dos primeros pares de fotografías podéis ver la diferencia entre activar modo noche o no activarlo. En las otras dos imágenes, hemos jugado con una escena natural y con otra escena con una iluminación fuerte en primer plano y débil en segundo.

El punto en el que más sigue flojeando es en el modo retrato, especialmente con la frontal. Aún así, vemos mucha mejoría respecto a anteriores dispositivos de gama alta de Huawei. Los colores ahora son más naturales, el modo belleza no son tan agresivos y el recorte, sin ser perfecto, cumple. De noche le cuesta un poco más no crear un efecto demasiado artificial con el fondo. La trasera es mucho mejor que la frontal en cuanto a retrato, como puedes ver en estas fotos, en ocasiones apenas se nota la diferencia entre con desenfoque o sin desenfoque con la frontal. Te dejo en la leyenda de cada foto cómo está hecha. Mención especial al modo apertura, con el que puedes jugar a subir o bajar el desenfoque para sacar mejores fotos y que es especialmente útil para jugar con objetos.

Conectividad, seguridad, batería, resistencia, sonido y software

Este puñadito de “extras” es lo que puede marcar la diferencia para que un terminal sea completo o no termine de encajarnos. En este caso, el Huawei Mate 30 Pro cumple a la perfección con lo esperado.

En el apartado de la conectividad, cuenta con WiFi 802.11 ac de doble banda, Bluetooth 5.1, GPS, A-GPS, NFC, puerto infrarrojos y USB 3.1 Tipo C. Es decir, nos garantiza conexiones estables, eficientes y rápidas. No hemos tenido ningún problema tanto para conectarlo a nuestros dispositivos bluetooth principales como a la red WiFi del hogar. Ojo con el NFC, porque, aunque viene incorporado de serie, si pretendes pagar con Google Pay no podrás hacerlo por la cuestión de la certificación de Google por lo que, al menos en mi caso, no he podido sacarle partido. Una pena.

En el campo de la seguridad ha mejorado bastante respecto a su propia generación anterior y ahora nos permite desbloqueo por huella mucho más rápido y sin necesidad de ejercer tanta presión, reconocimiento facial 3D y la opción de poner desbloqueo seguro a ciertas apps, algo tremendamente práctico y a lo que sí le estoy sacando partido.

Huawei Mate 30 Pro

¿Qué hay de la batería? Huawei se está ganando a pulso el ser uno de los fabricantes que mejor autonomía da a sus usuarios y en el caso del Mate 30 Pro no es diferente. Cuenta con 4.500 mAh, lo que en la práctica nos está dando en torno a 9 horas de pantalla. Es decir, con un uso intenso llegarás al final del día sin problema. Si eres de usar poco el móvil, puedes aguantar hasta día y medio sin pasar por boxes. Pero, además, el Huawei Mate 30 Pro cuenta con carga inalámbrica, carga inversa (para hacer de powerbank con otros dispositivos) y carga rápida de 40W. En 65 minutos tenemos nuestro smartphone cargado de 5% a 100%. Te recomiendo no apurar tanto y poner a cargarlo en torno al 20% para cuidar su vida útil.

Respecto a su resistencia, contamos, como no podía ser menos, con certificado IP68 para hacerlo resistente a agua y polvo. Por mi parte, lo he llevado siempre sin funda ni protector y está impoluto. De cualquier modo, siempre recomiendo lo mismo: llévalo con funda mejor.

El sonido es uno de los puntos flojos de Huawei y aquí volvemos a ver la misma tendencia. Cuenta con un altavoz en la parte inferior y otro altavoz en el notch, que no consiguen crear el efecto estéreo que nos gustaría. El inferior es fácil de tapar si lo estamos utilizando y el superior no alcanza el nivel de volumen que nos gustaría. Sonido nítido y claro, pero no destaca especialmente. Por mi parte, lo he estado usando con unos Huawei Freebuds 3, sus últimos auriculares inalámbricos, y perfecto.

Y vamos con el punto peliagudo de este smartphone: el software. La pregunta que más me estáis haciendo es si lleva o no Android, si funciona bien de verdad o solo es una bonita cámara de fotos. Sí, lleva Android. Lo que no lleva son los Google Play Services preinstalados de serie. La capa de personalización EMUI 10.0 ha mejorado bastante respecto a generaciones anteriores, especialmente en el tratamiento de notificaciones y en los gestos. También vemos ahora una interfaz más limpia y nos gusta bastante. Siguiendo esta guía para instalar los Google Play Services en Mate 30 Pro podréis tener un funcionamiento “casi” idéntico a cualquier otro smartphone con Google de serie. Te faltarán cosas, como la posibilidad de pagar con Google Pay, pero no es nada por lo que te debas echar las manos a la cabeza o descartar su compra. Si te convence todo lo demás, es un mal menor.

Resumen de características del Huawei Mate 30 Pro

Huawei Mate 30 Pro
Diseño
Dimensiones158.1 x 73.1 x 8.8 mm
Peso198 gramos
ColoresBlack, Space Silver, Cosmic Purple, Emerald Green
Red
Tipo de SIM Dual SIM
Pantalla
Dimensión6.53, OLED, relación de aspecto 18.5:9, 409 ppi, 94.1% screen-to-body ratio
Resolución1176 x 2400 pixels
Multitouch Sí
Rendimiento
CPU Kirin 990 Octa-core (2×2.86 GHz Cortex-A76 & 2×2.09 GHz Cortex-A76 & 4×1.86 GHz Cortex-A55)
GPUMali-G76 MP16
Memoria RAM8 GB
Memoria de almacenamiento
Capacidad256 GB
Tarjeta de memoriaSí, NM Card hasta 256 GB
Sistema Operativo
VersiónAndroid 10; EMUI 10
Cámara
Resolución40 MP, f/1.6, 27mm (wide), 1/1.7″, PDAF, OIS 8 MP, f/2.4, 80mm (telephoto), 1/4″, PDAF, OIS, 3x optical zoom 40 MP, f/1.8, 18mm (ultrawide), 1/1.54″, PDAF 3D TOF camera
Vídeo2160p@30/60fps, 1080p@30/60/120fps, 1080p@960fps, 720p@7680fps, gyro-EIS
Cámara secundaria32 MP, f/2.0, (wide) 3D TOF camera1080p@30fps
Batería
Capacidad4.500 mAh no extraíble
Carga rápida Sí, 40W
Carga inalámbricaSí, 27W, reversible
Puertos de conexión
Puerto de carga Type-C
AuricularesPor USB-C
Conectividad
WifiWi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, DLNA, Wi-Fi Direct, hotspot
Bluetooth5.1, A2DP, aptX HD, LE
GPSdual-band A-GPS, GLONASS, BDS, GALILEO, QZSS
NFC Sí
Otras características
Contenido de la caja
  • 1 x Huawei Mate30 Pro
  • 1 x Cable USB
  • 1 x SuperCharge
  • 1 x Auriculares por USB-C
  • 1 x Herramienta extractora de SIM
Idioma Español
Otros Sensor de huellas bajo la pantalla, Face ID 3D, acelerómetro, giroscopio, brújula, sensor de proximidad, barómetro, IP68

Conclusiones, disponibilidad y precio del Huawei Mate 30 Pro

El Huawei Mate Pro ya está disponible, con un precio de venta oficial de 1.099 euros para la versión de 256 GB. Suele estar acompañado de algún producto de regalo que hace que el precio se quede mucho más interesante (por ejemplo, lo hemos visto con un cupón regalo de 299 euros o con una tablet MediaPad M6).

Huawei no decepciona y nos ofrece un producto a la altura de las expectativas (y de lo que esperamos de un smartphone que supera la barrera de los 1.000 euros). Se lo recomendamos a quienes busquen un smartphone con muy buena pantalla, fotografía y batería. Es un dispositivo de alta gama que tiene algunas debilidades en software, pero que no por ello deja de estar en el podio de los mejores smartphones del año. Eso sí, si eres de los que prefieren las cosas fáciles, este Huawei Mate 30 Pro no es para ti. En ese caso, te podemos recomendar el Huawei P30 Pro, otro de los mejores smartphones de este 2019 y que ya se puede conseguir por poco más de 600 euros.

Por todo ello, le otorgamos el GizAward de oro.

GizAwards 2018

PROS:
  • Diseño icónico y bonito
  • Pantalla OLED con 88º de curva
  • Excelente apartado fotográfico
  • Zoom sin rivales
  • Modo noche
  • Estabilización en vídeo mejorada
  • Autonomía de la batería más de 9 horas de pantalla
  • Carga rápida 40W
  • Carga inalámbrica 27W
  • Carga reversible
  • Conectividad excepcional
  • Face ID
  • Certificado IP68

CONTRAS:
  • Precio elevado
  • Ya no tiene modo supermacro como el P30 Pro
  • No tiene LED de notificaciones
  • La tarjeta de memoria es propia (NM Card)
  • No tiene jack para auriculares
  • El tratamiento oleofóbico no mantiene alejadas las huellas
  • Si ponemos almacenamiento externo debemos renunciar a la doble SIM
  • El software tiene algunas limitaciones

9.6 Puntaje total

Diseño
9.2
Rendimiento
10
Pantalla
9.8
Cámara
9.6
Conectividad
9.5
Batería
9.5
Añade tu reseña

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Tu puntuacion total

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies