Test de resistencia del Galaxy S7, lo nuevo de Samsung a prueba

El pasado viernes 11 de marzo, se produjo el lanzamiento internacional del nuevo terminal de la serie Galaxy. En tan solo unos días, algunos ya han intentado demostrar la resistencia del Galaxy S7 y S7 Edge más allá de unos simples arañazos en pantalla.

Este es el caso de la compañía SquareTrade, una aseguradora de terminales móviles que ha querido poner a prueba las capacidades de resistencia de los nuevos terminales de Samsung a través de unas pruebas, cada cual más destructiva. Por si fuera poco y buscando algo de ‘salseo’, el iPhone 6S y 6S Plus también se suman a las duras pruebas, ¿quién ganará?.

Test de resistencia del Galaxy S7 y iPhone 6S

Como ya hemos comentado anteriormente, SquareTrade ha sido la encargada de realizar estas pruebas y lo ha difundido a través de su canal en Youtube. Han intentado demostrar la resistencia de ambos terminales al agua, a los impactos e incluso a la flexibilidad, todo ello utilizando maquinaria que asustará a más de uno.

Como se puede observar, los teléfonos de Samsung han podido superar con relativo éxito la prueba de la resistencia al agua. El Galaxy S7 puede sumergirse en agua hasta 1,5 metros durante 30 minutos como máximo. Pasado este tiempo, ambos terminales de Samsung no presentaban problemas de funcionamiento o en la pantalla, aunque el audio se escuchaba algo distorsionado. Peor suerte corrió el iPhone 6S que no pudo pasar el test.

Siguiente prueba destinada a la resistencia a impactos dentro de un cajón que daba vueltas durante 30 segundos. Como resultado, en lo que se refiere a la parte delantera y trasera de cristal del S7, tanto las esquinas como la trasera tuvieron severos daños. Por suerte la parte delantera apenas sufrió algunos arañazos, que suele ser la parte más delicada de un terminal. En general, la resistencia del Galaxy S7 fue bastante aceptable a los golpes. El iPhone 6S salió prácticamente ileso, mientras que la pantalla del 6S Plus acabó hecha añicos.

Para finalizar, la prueba de flexibilidad del terminal. Se trata de una prueba realizada desde un único punto de presión, donde la resistencia del Galaxy S7 Edge comenzó a flaquear llegando a las 110 libras de presión con las primeras grietas y un fallo total a las 170 libras.

En general, Samsung presenta unos terminales con una aceptable resistencia, aunque el diseño ‘premium’ impide que se acerca a la protección de otros terminales como el reciente Moto X Force.

[adinserter block="6"] [adinserter block="7"]
Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies